El alcalde de Almería descubre sendas placas en homenaje al compositor Gaspar Vivas y al torero "Relampaguito" en Pescadería

Sábado, 20 de Octubre de 2018

El alcalde de Almería descubre sendas placas en homenaje al compositor Gaspar Vivas y al torero "Relampaguito" en Pescadería

16 de Enero de 2009 15:42h

En reconocimiento a dos personajes "que son historia de la ciudad"

Placa a Relampaguito
Placa a Relampaguito

Más imágenes

Placa a Gaspar Vivas

ALMERÍA.- El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, ha descubierto esta mañana en Pescadería sendas placas en la fachada de las viviendas de dos almerienses ilustres: el guitarrista y compositor Gaspar Vivas Gómez y el torero Julio Gómez Cañete, "Relampaguito", en un acto en el que han participado numerosos vecinos del barrio, e incluso el nieto de éste último, Julio Gómez Moreno, que han querido rendir a ambos un emotivo recuerdo.

El regidor almeriense ha destacado que el homenaje, una iniciativa de la asociación de vecinos Casco Histórico que ha secundado el Ayuntamiento, "es el reconocimiento a personajes que son historia de la ciudad y cuyo nombre y figura histórica tenemos que reivindicar para que las nuevas generaciones conozcan nuestro pasado y el de sus personajes más destacados".

En el mismo sentido se ha expresado el cronista Antonio Sevillano, para quien "las ciudades cultas y agradecidas tienen que recordar permanentemente a sus nombres ilustres, por eso tenemos que seguir en esta línea porque hay muchos otros nombres que también merecen un reconocimiento".
El presidente de los vecinos del Casco Histórico, Juan del Águila, ha significado que con iniciativas como ésta "ponemos en valor a personas que han nacido en nuestro barrio, que es donde nació la ciudad y cuyo nombre han llevado por todo el mundo".

Gaspar Vivas

Gaspar Vivas Gómez (Almería, 1872-1936), compositor del "Fandanguillo de Almería", vivió y falleció en la Plaza de Pavía, 22. De la subasta de pescado en la primitiva lonja, pronto se volcó en el dominio de la guitarra flamenca, para dedicarse posteriormente con total entrega al mundo de la composición. De lo prolífico de su producción musical da cuenta la centena de títulos registrados en la Sociedad de Autores, algunos de ellos firmados con sus íntimos amigos Rafael Barco y Francisco Gomis Peinado.
No resultaba extraño que cuando caía la noche los vecinos de la Plaza Pavía se acercasen a su ventana para escucharle tocar el piano o la guitarra. De su vasto repertorio hay que destacar, sin duda alguna, su célebre "Fandanguillo de Almería", cuyas notas cantarinas brotan alegres del reloj de la fachada del Ayuntamiento en la Plaza Vieja. El auténtico himno oficioso de la ciudad y bandera de todos y cada uno de los grupos folclóricos que han existido y existen en la ciudad.
El Fandanguillo fue estrenado a comienzos de los años diez del pasado siglo por la bailaora Dora la Cordobesita en su debut en el Café Nuevo, ubicado en el solar del antiguo edificio de Marín Rosa, hoy Sfera, en el Paseo de Almería. Lo rítmico de sus notas y la belleza de su aire bailable a la vieja usanza autóctona provocó que rápidamente fuera adoptado por los ciudadanos como algo genuino y propio. El maestro Vivas cuenta también desde hace años con una calle con su nombre en las cercanías del Auditorio Maestro Padilla.

"Relampaguito"

Julio Gómez Cañete, "Relampaguito" (Almería, 1884-1947), primo carnal del anterior, es, sin duda, el torero almeriense de mayor proyección y fama de todos cuantos han tomado la alternativa. Así lo entendió el Ayuntamiento dedicándole el pasado mes de agosto de una espléndida estatua delante de la puerta principal de la plaza de toros que tantas salidas triunfales contempló.

El almeriense nació en el número 20 (hoy 46) de la calle Encuentro y debutó en el coso de la Avenida de Vilches al finalizar el siglo XIX, encuadrado en una "Cuadrilla de Niños Almerienses" creada por el ex novillero Francisco Alcoy "Caldera". Su carrera fue rápida y cuajada de triunfos como becerrista y en novilladas con picadores, debutando como tal en Madrid, en el primitivo coso de la Carretera de Aragón, en 1904.
Tras cuatro temporadas de éxito como novillero, tomó la alternativa en la Feria de Almería el 28 de agosto de 1907 de manos de Ricardo Torres "Bombita" y Rafael González "Machaquito" de testigo, lidiando a "Algarrobito", al que cortó una oreja. Confirmó en Madrid, de nuevo con Bombita y Rafael el Gallo de testigo, con un nuevo triunfo, éxito que se repitió continuamente.

De los festejos toreados por "Relampaguito" en su dilatada carrera profesional, 299 en total, 63 corresponden a Almería capital y provincia, alternando con lo más granado del escalafón de dos generaciones, Joselito el Gallo y Juan Belmonte, incluidos.

Fue cantado en coplas de Carnaval y a su figura se dedicaron seis pasodobles. El Ayuntamiento le dedicó en los años ochenta una calle en la Colonia de Belén del barrio de Los Ángeles. Su retirada oficial se produjo la tarde del 22 de agosto de 1930, aunque posteriormente intervendría en dos novilladas. Desde los años cuarenta y hasta su muerte fue asesor artístico de la plaza de toros de Almería.

Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos