Antonio Lalaguna: “No merece la pena plantear un evento en Pozuelo”
Menú principalabrir menu

» Entrevista. Espectáculos.

Antonio Lalaguna: “No merece la pena plantear un evento en Pozuelo”

09 de Febrero de 2015 12:56h

Antonio Lalaguna, siendo entrevistado en uno de los eventos que organizó su asociación.
Antonio Lalaguna, siendo entrevistado en uno de los eventos que organizó su asociación.

VÍCTOR GARCÍA.- Vecino de Pozuelo desde hace más de 25 años y apasionado de la historia militar, Antonio Lalaguna Arroyo es el Presidente de Codex Belix, la asociación más importante de España dentro de las que se dedican a las recreaciones históricas. Este economista de 56 años, casado y con dos hijos, funcionario del Estado, adquirió la experiencia necesaria organizando congresos anuales para empresarios de la enseñanza privada a lo largo y ancho de todo el país. Esta oportunidad le surgió al trabajar ocho años como Secretario General de la Patronal de la Enseñanza Privada en la CEOE. Quien hoy es Inspector en Agencia de Información y Control Alimentarios (Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente) y hace dos legislaturas (2007) se presentó como candidato independiente a las elecciones municipales de Pozuelo, inició su andadura como organizador de macro eventos relacionados con la historia militar en el año 2008 en Marbella. Tal año se crea la asociación y se lleva a cabo el primer espectáculo, que lleva y llevará el nombre de ‘Revive la Historia… de cine’. Ahora, tras cosechar grandes éxitos en asistencia, está cerca de organizar su séptimo evento y aspira a ganarse el apoyo de grandes ciudades como Madrid o Zaragoza para que sus calles sean testigo de una representación única en nuestro país.

 

  1. ¿Cree que en España no valoramos la historia como debiéramos dado que cada vez somos más una sociedad pragmática y poco interesada en la cultura?
    Totalmente, sobre todo la historia de nuestra España. Ese es uno de los motivos por los que, si fuéramos americanos, tendríamos muchos apoyos, pero como somos españoles, siempre estamos buscándonos esas ayudas para poder sacar estos museos a la calle. Por eso decimos que tenemos que trabajar con ayuntamientos, porque la idea es que el evento, en principio es turístico, o que esto es una manera de atraer gente de distintas ciudades a la ciudad que va a hacer el evento. Por los tanto, vamos a llenar hoteles, vamos a llenar restaurantes, va a haber muchísima gente consumiendo en esa ciudad… Hacemos siempre unos cálculos económicos tremendamente rentables para estas ciudades por estos eventos. Lo hacemos fuera de temporada, no  coincide con verano ni con fiestas patronales y somos capaces de movilizar, como te digo, a miles de visitantes. Y luego, lo que es también muy importante, el montar todo esto tiene un carácter cultural y educativo para los niños porque, como los niños no van a los museos de historia, tenemos que sacar esos museos de historia a la calle. Para enseñar cómo eran nuestros antepasados en el siglo I, en el siglo V, en el siglo X… Entonces, nosotros hacemos un recorrido de 2.500 años de historia, en la calle, a través del patrocinio de un ayuntamiento y de instituciones. Entre ellas, que es muy importante, el Ministerio de Defensa español.
  2. ¿Para qué puede servir conocer la historia?
    Bueno, el primer punto vital es: para recordar lo que pasó y no repetirlo. La gente debe conocer qué ocurrió en épocas pasadas porque, por desgracia, y lo estamos viendo todos los días en prensa, se están repitiendo acciones que ocurrieron hace ochenta años en el caso de España. Y esto podría llevar a otro hipotético enfrentamiento entre hermanos; una guerra civil. ¿Por qué? Pues porque seguimos obviando lo que pasó anteriormente. Entonces, el hecho de sacar desde la época de la Antigua Grecia, aparte de que conlleva un poco ese recorrido de cómo ha evolucionado la sociedad, cómo éramos en el siglo I y cómo somos en el siglo XXI, que eso es lo primero que queremos enseñar a la gente, esa progresión de todo: del calzado, de la vestimenta… Pero no cabe duda que nuestro principal objetico es enseñar esa historia para que los malos efectos que tuvo no se repitan y que los niños, que son al final los mayores del futuro, puedan ir aprendiendo cosas a través de esta recreación.
  3. ¿Cuándo se inició? ¿Cómo surgió?
    Codex= código; belis= bélico (belix por tema de marketing). La afición nuestra nos viene desde muy pequeños, todos empezamos a pintar maquetitas, muñecos de plomo, etcétera. De esto, al final, pasas al siguiente estado, que es el coleccionismo. Coleccionismo de uniformes, coleccionismo de materiales de historia militar y eso te lo acabas probando tú. Como te lo acabas probando, te acabas comprando réplicas para que te sirvan a ti. Y resulta que descubres un mundo en España, que somos más de 20.000 personas, dedicadas a asociaciones de recreación histórica. Solo en España, pero es que somos millones en el mundo. Entonces, se nos ocurrió la idea de que esto se podía trasladar a la sociedad a través de ayuntamientos, para poner en la calle los museos. Es decir, sacar los museos de coleccionistas a la calle. En el año 2008 una serie de amigos formamos una asociación sin ánimo de lucro y, a partir de ese momento, llevamos siete eventos organizados con distintos ayuntamientos de España y con más de 250.000 personas de público que ya han pasado por nuestros espectáculos.
  4. ¿Contáis con un equipo de documentalistas e historiadores para que las recreaciones sean fieles reflejos de lo que pasó?
    Es que justamente, el principio de esto se basa en la palabra inglesa reenactment, que viene a decir que es la reconstrucción de un hecho histórico en vivo. Por lo tanto, si es un hecho histórico, quiere decir que estamos fielmente ajustados a la historia. Es decir, representamos un trocito de historia tal cual fue con esos uniformes, esos decorados, esa escenografía. Es decir qué ocurrió en la historia, quién ganó determinadas batallas o cómo sucedieron determinadas acciones que representamos… Todo esto está dentro de un estudio con historiadores (que cuidan) de que todo esté ajustado a la historia, no nos salimos un ápice. Y lo que nos diferencia de lo que son las fiestas folclóricas de moros y cristianos (por ejemplo) es que nosotros nos vestimos de época, no nos disfrazamos. Este creo que también es uno de los activos que tiene esta afición del reenactment, se viste la gente de época. Por lo tanto, se viste con las mismas telas, las mismas armaduras. Exactamente iguales que las que había en esa época. Y eso cambia mucho con respecto a disfrazarse, cuando puedes utilizar otro tipo de materiales más discretos.
  5. ¿Estos materiales son difíciles de conseguir?
    Hoy en día con Internet compramos todo lo que necesitamos en todo el mundo. Es decir, se siguen haciendo uniformes, te pongo el ejemplo de la Segunda Guerra Mundial, que es una de las aficiones que aquí en España está creciendo mucho, que se compran en Pakistán, en India, en Tailandia… y te hacen el mismo tipo de uniforme, con las mismas telas de hace ochenta años. Entonces, esto es una gran ventaja porque tú, por Internet, puedes comprar todo lo que necesites. Desde una espada medieval hasta un vehículo del último conflicto de la Guerra de Irak. Porque existe todo, o bien original o en réplica, y lo puedes adquirir por todo el mundo.
  6. ¿Cómo es el proceso de organizar un evento? ¿Hay gente especializada en distintas épocas?
    No podemos organizar más de dos eventos, macro eventos, al año. Nos supone seis meses la organización de cada evento. Piensa que participan más de mil personas. Participamos especialistas, que muchos son historiadores, en las distintas épocas. También contamos con una ventaja: los grupos están ya organizados. O sea, nosotros contactamos con grupos de toda España. En España somos más de 400 grupos de recreación y ellos ya tienen su equipo, sus uniformes y su estructura. Por lo tanto, ya vienen organizados a estos eventos. Pero vienen con sus historiadores, sus responsables por épocas, y luego nosotros coordinamos las épocas que queremos representar. La Edad Antigua, la Edad Media, la Edad Moderna y la Edad Contemporánea.
  7. ¿Se implican más los niños que los mayores?
    En nuestro caso es increíble, te diría que al 50%. O sea, esto gusta, por supuesto, a los niños. Pero es que luego tenemos la etapa adolescente, que también es algo que nos ha llamado la atención, la cantidad de gente joven entre quince y veinte años que acuden a estos eventos. Y, por supuesto, a los padres porque todos recuerdan su niñez. Aquí traemos vehículos que recuerdan a la gente de la década de los sesenta o setenta a cuando tenían dieciocho o dieciséis años. Con lo cual, ellos vienen por el tema de los vehículos. Otras personas vienen por el tema de los uniformes. Otras, por la propia recreación de cine. Es que hacemos películas de cine. Entonces, claro, esto forma un abanico tan amplio, que llegamos a toda la sociedad. Y el éxito está en que, de una media de 60.000 personas por evento, te puedo asegurar que hay más de 10.000 niños.
  8. Dice que no tienen intención de exaltar las guerras. ¿Han recibido quejas sobre ello?
    Pues, te vas a sorprender, pero ninguna. Y, de hecho, nosotros el año pasado (2013) hicimos un evento en la ciudad de Leganés. Todos sabemos que Madrid sur es una zona no muy proclive a cualquier actividad, entre comillas, militar. Bueno, ¿te puedes creer que no hubo ni una sola manifestación en contra? Todo lo contrario: allí estuvo gente de todos los partidos políticos, sus hijos, sus familiares… Porque procuramos hacerlo muy aséptico. No entramos nunca en ideología y representamos lo que ocurrió, pero siempre evitando connotaciones políticas para no herir sensibilidades.
  9. ¿Le preocupa que los niños, como ocurre con los videojuegos, puedan ver las recreaciones militares como algo atractivo y que la violencia se convierta en una diversión?
    Es que resulta que cuando se recrea una batalla, y se usan efectos especiales de cine, los niños lo ven todo como una película. Pero ven una cosa que no ven en las películas: cuando aquí hacemos de muertos, luego termina la recreación y los actores se levantan y se dan abrazos entre los muertos de uno y otro bando. Eso a los niños les sorprende. Porque, claro, en una película tú ves que unos se han muerto y ahí se acaba. No, aquí, como estás en vivo, ves cómo se levantan y se dan abrazos. Entonces, te das cuenta de que no estás exaltando para nada la violencia. Estás jugando a representar un trozo de historia lo más fiel posible. Entonces, cuando eso ha acabado, vuelves a la normalidad de personas adultas que simplemente está representando un papel. Y eso los niños lo detectan. Por lo tanto, lo único que fomentamos, en todo caso, es la lectura de libros de historia. Y luego, no olvidemos que nuestra propia historia está basada en hechos bélicos, no hemos avanzado hasta el siglo XXI, en veintiún siglos de paz. Sino todo lo contrario: han sido veintiún siglos de batallas, de muertes… pero porque así ha evolucionado la historia. Entonces, teniendo esa premisa siempre en mente, nosotros intentamos representarlo lo más fiel posible, pero no entrando en esa parte que pudiera herir la sensibilidad de niños, de mayores… sino todo lo contrario: que lo vean como una cosa lúdica y, en todo caso, que fomente la lectura de libros y la visión de películas relacionados con temas de historia.
  10. Aparte de  los abrazos entre los actores, ¿cómo de diferente en relación con proyectar una película es para los espectadores?
    Lo primero en lo que se diferencia es que a la gente le sorprenden los colores. Porque tú en el cine pierdes visión. No sabes si lo que estás viendo es de un color negro, gris… Pero tú aquí estás viendo la realidad. Y cuando ves la realidad, te das cuenta de que cambian, y son los mismos uniformes que la gente ve en el cine. Sin embargo, en la realidad te das cuenta de que hay unos cambios de colores. Y eso te da el primer impacto con respecto al cine. Al ser en directo yo estoy viendo esa gama de colores que he perdido en la película. Otra diferencia es que solo puede ser una película continua, en una sola vez. No podemos cortar, sino que los actores siguen actuando hasta el final. Con lo cual, hay que estar muy bien entrenados y con muy buen guion para que todo se desarrolle de una sola vez. No tenemos la ventaja del cine de cortar y volver a repetir. Y todo esto se hace delante de veinte mil personas. Por lo tanto tiene el atractivo de que el actor está rodeado de gente como si fuese un espectáculo deportivo. Y nos llama la atención que en un fin de semana tengamos cifras de asistencia superiores a los espectáculos deportivos.  O sea, que esto sigue interesando mucho a la gente.
  11. ¿Cómo consigue la colaboración internacional?
    Viene gente de Francia, de Bélgica, de Portugal, de Inglaterra, de Alemania, de Rusia… Todo gracias a los foros de hoy por Internet contactamos con asociaciones de amigos a los que tenemos que pagar una serie de gastos para que se puedan desplazar a España. Por eso digo que necesitamos un apoyo económico. Con lo cual, nuestro evento ya tiene carácter internacional. ¿Eso que nos hace además? Que acudan embajadas. Tenemos en nuestros eventos participación de la Embajada de Estados Unidos, de la Embajada de Reino Unido, de Rusia, de Polonia, Francia… Con lo cual, tenemos representaciones diplomáticas, que vienen a ver a sus propios ejércitos de distintas épocas que representamos. Si viene Francia, es porque estamos representando a Napoleón y la Guerra de la Independencia española. Entonces hay tropas francesas. Las embajadas muestran su apoyo porque tiene un sentido. Están sus ejércitos de recreaciones, que muchos casos son completamente franceses, otras veces son españoles vestidos de franceses. Pero bueno, tenemos ahí ese abanico de países. Y luego muy importante: vienen nuestras Fuerzas Armadas españolas, que no van a cualquier sitio. Solo van a sitios donde hay una seriedad en el montaje, en lo que se representa y en quiénes somos los que estamos detrás de esta asociación. Y, de hecho, tenemos un apoyo de Defensa muy importante. Ese apoyo de unidades sería impagable, un presupuesto inasumible. Esto demuestra que Defensa también ha visto en estas recreaciones una manera de acercarse a la sociedad. Y nosotros fomentamos desde la asociación ese acercamiento de la ciudadanía a las Fuerzas Armadas. Entonces hacemos una difusión de la cultura de defensa entre los niños, los jóvenes, los mayores… para que vean que nuestras Fuerzas Armadas, aparte de la misiones de paz, también hacen misiones de guerra. Y son militares preparados para la guerra. Porque luego, a fin de cuentas, una persona que decide esa profesión, no está para vender boletos de lotería. Está para asumir unas funciones que van acordes a su profesión. Y quereos que la gente lo vea de la manera más normal. Es decir, igual que nuestra asociación tiene médicos, abogados, economistas, inspectores del Estado, etcétera, queremos que al militar se le vea exactamente como a un componente más de la sociedad. Y esa es, también, nuestra labor de difusión.
  12. ¿Ese apoyo institucional lo obtienen también otras asociaciones dedicadas a esto?
    Vamos a ver, menos que la nuestra, porque en estos momentos somos la mayor asociación en organizar estos eventos. En España somos la única que hace estos macro eventos. El resto son pequeñas actuaciones. Y, muchas veces, cuando van las Fuerzas Armadas, prácticamente están ellas solas. O sea, están haciendo una labor en un municipio. Pero, como asociación, en estos momentos somos los únicos que representamos esta forma de un ‘revive la historia’ de 25 siglos de nuestra historia.
  13. Al no poder hacer cortes, ¿cuánto es preciso ensayar? ¿los que vienen de fuera no pueden ensayar aquí?
    No. Porque, vamos a ver, todo el mundo ya viene, de alguna manera, preparado. Es una gran ventaja que te decía, que vienen grupos ya organizados, grupos ya entrenados, saben lo que tienen que hacer. Luego tenemos aquí directores de guion, que en los briefings (sesión informativa) que se hacen previos a las batallas explican concretamente qué es lo que se va a representar. Aunque ya previamente se les ha informado por Internet de todo lo que vamos a desarrollar. Pero bueno, hay unos briefings para que los recreadores hagan un estudio de cómo tienen que intervenir. Todo esto conectado, lógicamente, con los directores de batalla. Cada director está conectado con otro para dar instrucciones y tenemos esa coordinación interna. Y todo eso hace que al final sea un resultado espectacular.
  14. ¿Ha habido alguna vez que haya detectado errores importantes?
    Muchísimas, muchísimas. Pero, ¿cuál es la gran ventaja? Que como el público realmente no sabe el guion, todo lo que estamos haciendo es correcto. Por eso te digo que puede haber fallos nuestros de guion, pero que se asumen por la espectacularidad. Es decir, un vehículo se equivoca en hacer una acción, sigue siendo una acción correcta. Aunque se haya equivocado.
  15. ¿Le sorprende o se espera la afluencia de público?
    Bueno, nosotros, como esto lo hemos importado de Inglaterra, ya en Inglaterra llevábamos asistiendo a macro eventos y las visitas eran 100.000, 200.000, 300.000 personas.
  16. Pero no es lo mismo que España.
    Claro, no es lo mismo porque tienen otra cultura. Entonces nosotros pensamos: bueno, esto en España tiene que tener también un cierto éxito. Pero claro, aquí en España nos encontramos con varios frentes: por un lado, tienes un ayuntamiento que es, digamos, nuestro patrocinador general. Es decir, nosotros no podemos hacer ningún evento, como no tengamos un ayuntamiento detrás. Entre otras razones, porque imagínate lo que supondría tener que pagar tasas de ocupación de vía pública, de policía local, de protección civil… O sea, todo eso lo aporta un ayuntamiento. Cuando tú ves que, pasando todos los filtros, porque hay que pasar el filtro también de los políticos, para que nos vayan dando los permisos correspondientes, luego esperas que la publicidad institucional haya sido la correcta para que la gente se entere. Nos llevamos, al principio, una decepción. Venía gente, pero la mayoría venían el último día. Y se enteraban tarde y decían: “¿cómo no nos hemos enterado antes?, ¿por qué no han podido ustedes informar?”. Y yo decía: “mire, esto es una publicidad institucional, nosotros tampoco tenemos recursos económicos para hacer una campaña, si no lo hace el ayuntamiento…”. ¿Qué ocurría?: que los domingos estábamos desbordados de gente. Terminábamos el evento al mediodía, y seguí viniendo gente por la tarde y estábamos desmontando. Bueno, pues ya, de un año para otro, cuando se repite en una misma ciudad, se ha convertido en que hoy en día, por las redes sociales, empieza a acudir gente más desde el primer momento. Y ya, egoístamente, pensamos que ahora mismo cualquiera de los eventos que hacemos, si no tenemos 30.000 personas en tres días, consideramos que es un fracaso para nosotros.
  17. ¿El cambio lo han propiciado más las redes sociales o que la publicidad institucional ha mejorado?
    Bueno, las redes sociales siempre son fundamentales. De hecho, tenemos pruebas de que eso es lo que le da el mayor impacto. Hemos mejorado mucho con la publicidad de los ayuntamientos. También, hoy en día todos los ayuntamientos nos suelen dejar gratis mupis (soporte que se ubica en los expositores de mobiliario urbano, como pueda ser el de una marquesina) en la ciudad para poner el cartel del evento un mes antes. Claro, un mes antes en distintos sitios de la ciudad, la gente que pase se está haciendo eco. Pero eso es en la ciudad. Nos interesa que venga gente de otras ciudades. Eso solo funciona por las redes sociales. Y luego las televisiones hacen la información siempre en el mismo evento. Con lo cual, ya ahí vamos un poco cogidos de tiempo. Porque, si sale el sábado, la gente va a acudir el domingo. Y lo que salga el domingo, ya no hay lunes. Nuestros eventos son viernes, sábado y domingo porque todos nuestros actores están trabajando. No podemos hacer un evento entre semana.
  18. Los lugares donde llevar a cabo los eventos serán cuidadosamente estudiados. ¿Regiones como País Vasco o Cataluña son descartadas?
    Sí. De hecho, aunque la asociación tiene ámbito nacional y podemos hacer eventos en toda España, lo descartamos como dices. Primero: en Cataluña porque hay asociaciones amigas y tampoco queremos nosotros hacer eventos allí. Porque ellos mismos, aunque hacen eventos más chiquititos, conocen bien la situación específica y no entramos allí en Cataluña. En el País Vasco también tenemos asociaciones amigas, pero no pueden hacer eventos. Están muy limitados. Y luego estaría Galicia, donde también tenemos asociaciones amigas que organizan también algunas cositas, y no nos queremos meter. Entonces nosotros, prácticamente, menos la cornisa del norte, ocupamos el resto de España. En el resto de España sí que hacemos eventos desde Extremadura hasta Alicante y hasta Cádiz.
  19. ¿Qué requisitos tiene que tener esa ciudad para que sea elegida?
    Principalmente, el criterio que tenemos que buscar es que sea una gran ciudad. Porque es tal el esfuerzo que hay que hacer, que sería igual el esfuerzo en una pequeña ciudad que en una grande. Pue entonces preferimos una grande, que va a tener más recursos. Buscamos también el tiempo. Estos eventos no se pueden hacer en sitios cerrados. Tenemos que hacerlo en grandes dimensiones, ocupamos más de 20.000 m2  y necesitamos espacios abiertos. El tiempo es fundamental. No podemos hacer eventos antes de abril y no hacemos nada en julio y agosto. Y no hacemos nada después de noviembre. Con lo cual, estamos muy limitados en fechas. Buscamos zonas de costa y con un tiempo lo más benévolo posible. Pero claro, Madrid capital es nuestro objetivo. Y tarde o temprano tenemos que conseguirlo. Vamos, de hecho estamos ahora mismo en negociación con el ayuntamiento de Madrid para hacer un macro evento.
  20. ¿En qué zona sería?
    Pues mira, en principio sería en la Casa de Campo, en el Lago, pero luego con actividades en Madrid centro. Plaza Mayor, Gran Vía… en fin, haciendo cosas por toda la ciudad.
  21. ¿Porque los eventos no solo consisten en las recreaciones?
    Claro, claro. Tenemos conferencias con historiadores de las universidades españolas, vienen también profesores extranjeros, tenemos exposiciones de fotografía y de pintura, por supuesto en cada campamento durante la recreación se están dando charlas por los propios historiadores de los grupos hacia el público, por lo tanto son campamentos interactivos… Y luego, hay exposiciones de vehículos. Pero como movemos esos vehículos, hacemos caravanas por la ciudad. Eso como con los circos: hacemos un convoy, que hace que la gente de otras partes de la ciudad sepa que estamos en la otra parte de la ciudad. Entonces, es una manera de salir para que nos conozcan. Con lo cual, la propia cabalgata que organizamos es una cabalgata con casi 50 vehículos y en el caso de Madrid podría ser el doble. Porque tenemos vehículos en España suficientes para formar un gran espectáculo. Entonces sí, el evento toca la parte cultural, educativa y luego están las recreaciones. Porque la gente, al final, quiere un poco de movimiento, quiere ver algo que no sea aburrido para los niños. ¿Qué es lo que pasa en los museos?: que tú estás viendo todo estático. Entonces, el niño puede tener una atracción del museo los primeros minutos, pero si aquello no se mueve nada, pues el niño… Entonces, hay que intentar que los propios personajes se puedan mover. Y ese es el éxito de esto.
  22. Me has comentado que lo que más sorprende al público son los colores, pero supongo que también el sonido lo hará.
    Sí, sí. Tenemos música de la época, es un evento sostenible medioambientalmente porque aquí no hacemos botellón. Y ese es un gasto que, muchas veces, los ayuntamientos no valoran. Porque es un no gasto. No tienen que tener luego unas dotaciones de limpieza cuando terminamos porque se quede aquello como un macro concierto de música. No, no, lo nuestro es totalmente limpio. Esa también es una de las bazas que aportamos a los ayuntamientos. Les decimos: “oiga, que aquí no va a haber luego un problema medioambiental”.
  23. ¿Cómo es el proceso de organizar un evento? ¿Hay gente especializada en distintas épocas?
    No podemos organizar más de dos eventos, macro eventos, al año. Nos supone seis meses la organización de cada evento. Piensa que participan más de mil personas. Participamos especialistas, que muchos son historiadores, en las distintas épocas. También contamos con una ventaja: los grupos están ya organizados. O sea, nosotros contactamos con grupos de toda España. En España somos más de 400 grupos de recreación y ellos ya tienen su equipo, sus uniformes y su estructura. Por lo tanto, ya vienen organizados a estos eventos. Pero vienen con sus historiadores, sus responsables por épocas, y luego nosotros coordinamos las épocas que queremos representar. La Edad Antigua, la Edad Media, la Edad Moderna y la Edad Contemporánea.
  24. ¿Verías factible organizar un evento en Pozuelo?
    Pues mira, aquí en Pozuelo hemos estado dos años en la Feria del Niño, cuando se hacía en la plaza de toros. Y con gran éxito de público porque había muchísima gente. Cuando lo han trasladado a la Plaza del Padre Valle, nosotros no hemos querido participar porque aquello ya está solado y nosotros necesitamos tierra montar nuestras tiendas de campaña. Eso por un lado. Y en segundo lugar, pues porque tampoco hemos recibido ningún apoyo del ayuntamiento. Y sin apoyo, no hay posibilidades de hacer nada. Así que, a ver si en las próximas elecciones, si entra un nuevo equipo, tiene interés en este tipo de actividad cultural, como oferta cultural del ayuntamiento hacia los ciudadanos. Para que no sea siempre lo mismo. En los ayuntamientos pecamos de demasiadas carreras populares de ciclismo, maratones, media maratón… Pero no hay nada más. Es decir, ¿dígame usted qué puede hacer durante el año como la cabalgata de los Reyes Magos? ¿dígame algo que pueda organizar usted en la ciudad para el público, gratis? Porque esto es siempre gratis. Por eso tenemos el respaldo del patrocinio de los ayuntamientos y de distintas empresas.
  25. Pero, ¿lo habéis planteado concretamente en el Ayuntamiento de Pozuelo o sabéis que no merece la pena intentarlo?
    Nada. No merece la pena ni siquiera plantearlo porque alguna pequeña conversación que hemos tenido con algún concejal  (no has hecho entender que) parece que les desborda.
  26. ¿Ha habido alguna otra ciudad que haya rechazado la propuesta?
    Pues, fíjate. Esto es curioso: nos habremos reunido con más de 25 alcaldes y concejales de más de 25 ciudades españolas. Jamás nadie nos ha dicho que este proyecto no le interesara. Simplemente, que económicamente este proyecto no podían asumirlo. Y no es un coste elevado, pero el ayuntamiento algunas veces está con unas pérdidas que no está para gastar nada. Pero que es curioso. Nos podían haber dicho en algún momento: “mire a ese proyecto no le veo yo…”. Todo lo contrario. Porque es un proyecto turístico y nadie, en su sano juicio, va a decir que no a algo que beneficia a la ciudad. Lo único es que ahí hay un compromiso municipal y, como no están dispuestos a asumir absolutamente nada, no se ha hecho (en Pozuelo). Esto es una referencia que tengo de 25 ciudades españolas. Ciudades que pueden ser desde Ciudad Real, pasando por Sevilla, Málaga, Benidorm, Albacete, Cáceres y Murcia, que en estos momentos es nuestra gran ciudad. En Murcia llevamos cuatro eventos realizados con unas cifras de público impresionantes. Porque la media supera los 50.000 visitantes y cómo nos acogen en la ciudad es tremendo.
  27. ¿De momento por qué ciudades habéis pasado?
    Pues hemos estado en Murcia, en Marbella y en Leganés. Este año 2015 esperamos repetir en Murcia por la temperatura. Porque en octubre en Madrid ya hace frío, por lo general, y en Murcia estamos a 25o y con un sol espléndido. Entonces, claro, eso nos da una fuerza. Y luego, estamos en negociaciones con otras ciudades para ver si podemos hacer otro macro evento antes del verano. Estamos en negociación con dos ciudades ahora mismo.
  28. ¿Se pueden decir?
    Todavía no porque la negociación está en estos momentos a efectos de presentar la documentación y estamos a la espera de reunión. Cuando tengamos la reunión, ya sabremos si esto continúa. También recuerdo que este año es un año electoral y es complicado para muchas ciudades comprometerse a hacer cosas.
  29. ¿Por qué no se pueden decir los nombres de las ciudades?
    (Duda) Pues, mira. Estamos intentando con Estepona, con Benidorm, con Madrid y con Zaragoza. Pero son contactos que están todavía muy en el aire.

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital