Los afectados por los derribos de viviendas conceden el premio "Justicia en el Urbanismo" al Senado
Menú principalabrir menu

Los afectados por los derribos de viviendas conceden el premio "Justicia en el Urbanismo" al Senado

20 de Marzo de 2017 18:33h

Imagen de la presentación realizada en el Senado, apoyados por cargos del PSOE de Almería
Imagen de la presentación realizada en el Senado, apoyados por cargos del PSOE de Almería

ESPAÑA.- La Coordinadora nacional de Asociaciones por la Justicia Urbanística (CAJU) ha decidido otorgar este año el recién creado premio por la justicia urbanística al Senado de España. Antonio Vilela, presidente de CAJU y de la asociación cántabra AMA declara “hace dos años, el Senado tomó una decisión que ha sido un alivio y un soplo de aire fresco para miles de familias en España que vivían angustiadas al ver que podrían perder su hogar, adquirido legalmente de buena fe e inscrito en el Registro de la Propiedad, con todos los parabienes, sin garantía de una justa indemnización. Tras el clamor de estas miles de familias, el Senado aceptó enmendar la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa y el Código Penal, creando nuevas disposiciones para garantizar la justa indemnización si hay que tirar casas adquiridas por terceros de buena fe. De hecho, fue maravilloso ver la total unanimidad de todos los grupos políticos del Senado en este punto, con lo que consideramos que el Senado indudablemente ejercitó un servicio de gran importancia a  la sociedad.” 
A su vez, Gerardo Vázquez, portavoz de la asociación almeriense AUAN y promotor del premio, declara que es de justicia tomar las palabras del Sr Díaz Tejera que defendió una de estas enmiendas presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista “presentamos una enmienda… que nos presentan distintos afectados en diversas regiones de la geografía española, que eran terceros adquirentes de buena fe y afectados porque el juez había ordenado la demolición de su edificio …. Esas personas … habían adquirido de buena fe esas viviendas, se encontraban con que formalmente les deban la razón, les decían que no habían cometido ningún error y que todo se ajustaba a derecho pero, en términos reales se demolía la vivienda, no recibían indemnización y se veían en la calle, habiendo perdido el dinero y la vivienda. Por eso, planteábamos la posibilidad de que la orden de demolición del juez… se condicionará a la percepción de la indemnización correspondiente para, al menos compensar de algún modo la pérdida de la vivienda.”  Gerardo Vázquez explica que el resto de los partidos representados en el Senado asumieron en su práctica totalidad estas enmiendas, siendo de fundamental importancia el apoyo del Partido Popular por su mayoría en el Senado. Gerardo Vázquez a su vez toma prestadas las palabras de la senadora Armisén Pedrejón del Grupo Parlamentario Popular “las personas … tienen el riesgo, como digo yo, de quedarse sin vivienda por la demolición … y además sin recuperar el dinero que habían pagado por esa vivienda. Está claro que cualquiera de nosotros pensamos que esta es una situación que se debería asumir [refiriéndose a la enmienda]. Y, una vez planteada, creo que tengo que poner en valor el trabajo que hemos hecho los distintos parlamentarios para poder dar una respuesta y abrir una ventana a esas personas que se ven en una situación injusta, y asimismo, darles a los profesionales de la justicia, que no tenían posibilidad de responder a esa situación que ven socialmente injusta, el instrumento jurídico que a partir de hoy van a tener gracias a todos ustedes.” 
Gerardo Vázquez destaca que, “Ante estas nobles palabras de estos dos senadores y del gran trabajo del Senado, dando un salvavidas a miles de familias angustiadas, ciudadanos de a pie, consideramos al Senado merecedor sin duda de este premio recién creado.” Para ver cómo las enmiendas operan logrando la justicia social que ahora se premia, José María Alén, de la asociación gallega AGADE, nos explica cómo su edificio se salvó “por los pelos” gracias a estas enmiendas. Dice José María “dicen que nuestro edificio que fue construido hace décadas y que está debidamente inscrito en el Registro de la Propiedad incumple la normativa por sobresalir la fachada unos 90 cm, y por ello había que demoler toda la fachada del edificio, dejándolo inservible y desahuciando a las familias residentes en el mismo, algunas con una gran minusvalía. Decían que iban a poner una lona al pie del edificio y que ahí iban a depositar nuestros enseres personales, los efectos de toda una vida. Ante esta noticia, tengo que confesar que me puse a llorar. Afortunadamente, mi esposa Araceli, buceando en internet, encontró noticias de las enmiendas que se habían aprobado hacía escasas semanas, y logramos paralizar el derribo, al menos por el momento, dado que la cuestión sigue en los tribunales, concretamente ante el Tribunal Supremo, y tenemos mucho miedo de cuál puede ser la decisión final. No te puedo decir otra cosa que no sea la de manifestar lo agradecidos que estamos al Senado por darnos un alivio que esperamos sea más que temporal.”
CAJU explica que próximamente dará la fecha del acto de entrega del premio, una vez se termine de fijar. Al mismo tiempo, tendrá lugar en Madrid una reunión de representantes de las asociaciones venidas de diversos puntos de España.

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital