La IGP Garbanzo de Escacena produce más de 800.000 kilos y aspira a aumentar la producción para abrir mercados
Menú principalabrir menu

» Agricultura

La IGP Garbanzo de Escacena produce más de 800.000 kilos y aspira a aumentar la producción para abrir mercados

16 de Diciembre de 2017 11:11h

Encuentro del IGP Garbanzo de Escacena, en Huelva.
Encuentro del IGP Garbanzo de Escacena, en Huelva.

HUELVA.- La Indicación Geográfica Protegida (IGP) Garbanzo de Escacena, en la provincia de Huelva, ha registrado este año 2017 una producción de 800.000 kilos, lo que supone una cifra similar a la contabilizado en ejercicios anteriores, según ha informado a Europa Press el vicepresidente del Consejo Regulador Indicación Geográfica Protegida Garbanzo de Escacena, Antonio Tomás Morales, quien ha explicado que el reto de cara al futuro es aumentar la superficie de producción para poder abrirse a nuevos mercados.

En este ejercicio 2017, la IGP ha alcanzado los 800.000 kilos de garbanzos en las 650 hectáreas en explotación por parte de 93 productores de la comarca. La cifra de producción por hectárea se sitúa entre los 1.300 y 1.400 kilos, de manera que el dato de este año se encuentra dentro de los estándares.

Así, Antonio Tomás Morales ha subrayado que la tierra arcillosa de la zona y la cercanía a la costa, que favorece una climatología suave, favorecen a esta legumbre, cuyo proceso de recolección se lleva a cabo sobre el mes de junio, y que cuenta con "una gran calidad" dada su mantecosidad y fina piel.

La IGP Garbanzo de Escacena es única a nivel andaluz ya que ninguna otra legumbre dispone de este reconocimiento, pero como ha explicado su vicepresidente, al ser una Indicación Geográfica Protegida el proceso de siembra y maduración se hace en la zona pero el envasado se puede hacer en otros lugares.

Así, esta Indicación Geográfica Protegida (IGP) tiene como envasadora de referencia a la cooperativa Campo de Tejada, así como también suministran, aunque menos cantidad, a Legumbres Luengo en León.

De otro lado, ha recordado que la IGP se puso en marcha en 2014 contando con una producción de 300.000 kilos por lo que en este tiempo casi han triplicado sus datos al contar con más agricultores que se han sumado a la misma.

Por ello, aumentar la superficie de producción para poder abrirse a nuevos mercados es uno de los retos de cara al futuro puesto que la mayor parte de la producción se distribuye en Andalucía. Así, abogan por llegar al mercado nacional e incluso abrirse camino en países árabes, donde el garbanzo ocupa un papel importante en su dieta.

De hecho, como ha remarcado Tomás Morales el 60 por ciento del garbanzo que se consume en España es importado y por tanto, de ahí, a su juicio, la necesidad de ampliar su producción para que el garbanzo de "calidad" de Escacena llegue a más hogares porque su piel fina y textura mantecosa lo hacen "único".
--EUROPA PRESS--

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital