En Granada es Posible consigue unir la música granadina de todos los tiempos
Menú principalabrir menu

» Crónica del concierto En Granada Es Posible

En Granada es Posible consigue unir la música granadina de todos los tiempos

16 de Marzo de 2014 13:33h

Miguel Ríos abriendo En Granada Es Posible con Bienvenidos
Miguel Ríos abriendo En Granada Es Posible con Bienvenidos

Zulay Montero Maldonado TELEPRENSA.- Era la década de los 70, España empezaba a despertar de un letargo largo y pesado que la había sumido en la oscuridad y el silencio. Las calles volvían a la vida, la gente empezaba a ver una esperanza al final del camino y los jóvenes reivindicaban una cultura que les había sido negada.

Era la época de creer en el cambio y luchar para conseguirlo. El silencio se rompía con la llegada de unos nuevos ritmos, desconocidos para la mayoría, que revelaban todo lo que estaba por llegar. Esos años serían conocidos como la edad dorada del rock y el pop en Español, nuevos sonidos, vestimentas rompedoras y estilismos imposibles luchaban a contrareloj por modernizar esa España adormecida.

Era el momento de que un joven Miguel Ríos se marchara de casa para luchar un sueño que a muchos sonaba a locura: el Rock and Roll. Entonces no llenaba estadios ni sus letras eran coreadas por toda España, dejaba atrás una Granada que aún no sabía lo lejos que este granadino llevaría su nombre.

Anoche muchos sentimos que esa época no había pasado, sonidos del recuerdo que nos trasportaban a una era que solo conociamos por nuestros padres. El presente, pasado y futuro, sin edad ni prejuicios, se juntaba anoche para llenar de vida un estadio que pretendía demostrar que algo así, En Granada Es Posible.

El público que llenaba anoche el Palacio de Deportes dificilmente habría tenido otra oportunidad de coincidir en un concierto, les separaban décadas musicales. Pero la música no tiene edad y los viejos rockeros nunca mueren, era lo que las promotoras de este histórico concierto pretendían demostrar anoche y lo consiguieron. La media de edad de los asistentes estaba entre los 50/60 de Miguel Ríos, Los Ángeles y La Guardía y los 18 en adelante que sonaban a Pajaro Jack o Miss Cafeína.

Pero cuando las luces se apagaron y sonaron los primeros acordes, el público se unió en una sola voz para corear un himno que no sabe que ha pasado el tiempo “Buenas noches, bienvenidos hijos del Rock and Roll”. Esta vez la voz, algo mayor pero inigualable, de Miguel Ríos estaba acompañada por grandes artistas y amigos, Niños Mutantes y Carlos Tarque de Mclan.

Con un discurso de agradecimiento a Las del Cine, responsables de este concierto, Miguel Ríos daba inicio a una noche histórica para reivindicar la música hecha por y para Granada. Era el turno de Lemon Parade, Royal Mail y Los Esclavos. Las esperas entre actuaciones se hacían un poco pesadas y restaban algo de entusiasmo al público que apenas empezaba a entusiasmarse con un grupo, tenía que despedirlo sin saber en muchos casos cual era el siguiente.

El estadio volvió a brillar cuando un grupo mítico de la escena rock granadina llegaba al escenario, 091 hizo levantarse de sus asientos a jóvenes y mayores para corear y bailar al ritmo de “La vida que mala es”. Llegaba el turno de los más jóvenes con las actuaciones de Miss Cafeina y Pájaro Jack.

Como si el tiempo para ellos no hubiera pasado, Los Ángeles llenaban el escenario demostrando lo que es una auténtica banda en directo, un sonido y una energia que hizo vibrar el estadio. Tras ellos llegaba La Guardia, un auténtico subidón musical que se reflejo en el entusiasmo con el que el público coreaba “Mil calles llevan hacia ti” y “Cuando brille el sol”.

Napoleon solo, Niños mutantes y Lagartija Nick continuaron con la fiesta hasta llegar al momento cumbre de la noche cuando llegaba al escenario Mclan. “Quedate a dormir” fue su carta de presentación que completaron con una colaboración muy especial con Miguel Ríos, juntos cantaron, emocionaron y hicieron disfrutar a los asistentes con “Santa Lucía”.

Homenaje a los grandes de la escena granadina con colaboraciones de Miguel Ríos con Mclan o Niños Mutantes demuestran el valor que la música da a sus origenes. Con todos los artistas sobre el escenario, presente, pasado y futuro, En Granada es Posible se despedía.

Un gran concierto que se recordará para siempre. Como decía María José de Las del Cine, “Cuando la gente quiera saber que pasó con la música en Granada, mirará este documental”. Cuando alguien quiera saber que pasó anoche en Granada, que pasó hace más de 40 años con Miguel Ríos, quienes eran 091 o porque el mundo entero conoce a Lori Meyers, existirá un documental que les recuerde que en Granada era y es posible hacer buena música.  

En el Facebook de Teleprensa Granada están disponibles todas las fotos del concierto. 

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias relacionadas

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital