Rectificación al presidente de Agraft
Menú principalabrir menu

Rectificación al presidente de Agraft

29 de Noviembre de 2010 13:59h

Sr. Peña, en su artículo ¿Qué pasa con la Baldwin de Guadix? hace una serie de afirmaciones que creo debería corregir.

En primer lugar, su aseveración de que por primera vez el Museo no está dirigido por políticos no es cierta ya que, a lo largo de su historia, ha sido dirigido por, abogados, periodistas e historiadores. De todas formas, que una institución pública sea dirigida por un político entra dentro de la normalidad democrática de este país y a mi particularmente me parece un bien público que debemos cuidar. Por otra parte, la política es una actividad, no una profesión, por lo que resulta obvio que una misma persona a lo largo de su vida pueda desarrollarla simultánea o separadamente con un ejercicio profesional cualificado, como ha sido el caso que usted parece querer criticar.

En segundo lugar, en los veinticinco años de vida del Tren de la Fresa, no es cierto que se haya llevado una política errática. Excepto en alguna ocasión debidamente justificada y por razones ajenas al propio Museo, siempre ha sido remolcado por una locomotora de vapor. Como se desprende de su artículo, usted parece saber que operar con este tipo de material histórico resulta tremendamente difícil, entre otras razones por sus elevados costes. Que a lo largo de más de dos décadas, en alguna ocasión, no haya resultado posible cumplir con todos los requisitos que este tipo de tren exige no debe ser entendido más que como algo circunstancial. No dude de que desde la Fundación de los Ferrocarriles Españoles y desde el propio Museo, siempre hemos hecho todo lo que está en nuestras manos para que el Tren de la Fresa siga siendo la referencia en nuestro país de los trenes históricos.

Miguel Muñoz Rubio
Director
MUSEO DEL FERROCARRIL DE MADRID

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital