#MadridDaAsco lleva la basura de la Capital de España a Twitter

#MadridDaAsco lleva la basura de la Capital de España a Twitter

Y es que este problema no afecta sólo a los barrios, sino también al centro de Madrid, lo que debería ser el escaparate de la ciudad para los turistas, presenta un aspecto deleznable.

Teleprensa - MADRID.- Contenedores rebosando, papeleras atestadas por los desperdicios que se amontonan a su alrededor por las aceras, hedor insoportable a orines, heces y a toda la putrefacción que genera la basura que se acumula por toda la Ciudad de Madrid. Esta es la sucia estampa de verano que la Capital ofrece a los turistas y residentes, justo ahora que se cumple un año desde que, finalizada la huelga, entrase en vigor un contrato integral para la limpieza de la urbe madrileña.

 

Reducción de plantilla y mala organización del trabajo

Existe una reducción de la plantilla y una organización del trabajo muy desastrosa que llevan a esta situación de miseria por las calles. Los sindicatos critican que en los pliegos del nuevo convenio sólo se estipula que las empresas deben cumplir con unos objetivos, independientemente del número de trabajadores que tengan. Así pueden asegurarse las empresas unos despidos muy baratos.

CCOO, a través del secretario de acción sindical de construcción y servicios, Félix Carrión, denuncia que «desde que entró en vigor el contrato integral hay 1.500 trabajadores menos». A ello hay que sumarle el hecho de que «en verano trabaja sólo el 33% de la plantilla».

Al finalizar la huelga de barrenderos del año pasado, que hizo que la ciudad se convirtiera en un enorme vertedero durante 13 días, se garantizó que no habría despidos, aunque finalmente sí se produjeron. Se perdieron 325 trabajos que no se han cubierto con nuevos contratos. Además se hizo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo que afecta a 780 trabajadores.

 

Quejas vecinales

Son muchas las plataformas y asociaciones vecinales que han presentado sus quejas al Ayuntamiento gobernado por Ana Botella, por la falta de decoro, limpieza y por el daño a la imagen y a la propia convivencia que esta situación de suciedad e insalubridad les está produciendo, pero sin obtener ninguna respuesta en la mayoría de las veces o un formulario en el que les indica que intentarán resolver cualquier incidencia para mejorar la ciudad, una respuesta “tipo” que se da ante cualquier reclamación ciudadana. Sin embargo, desde el Consistorio echan balones fuera y aseguran que «todas las quejas recibidas son atendidas puntualmente».

 

#MadridDaAsco lleva la basura de la Capital de España a Twitter

El hartazgo por la situación también se manifiesta en las redes sociales. Un perfil de Twitter, llamado Madrid Da Asco

‪@AscoMadrid, sirve como tablón de anuncios para que todos los madrileños y visitantes puedan denunciar la ausencia de limpieza de las zonas más afectadas, proponen que se incluyan fotografías o vídeos a través del hashtag:  #MadridDaAsco “para denunciar la suciedad creciente, vergonzosa e insoportable de #Madrid”, según el propio perfil.

Y es que este problema no afecta sólo a los barrios, sino también al centro de Madrid, lo que debería ser el escaparate de la ciudad para los turistas, presenta un aspecto deleznable.

 

Algunas escenas desagradables, ejemplos de suciedad callejera en Madrid

En el barrio de Lavapiés, las cajas, bolsas de basura y papeles se amontonan por las esquinas; tanto la zona de confluencia que da acceso a la plaza Jacinto Benavente como los recovecos del Teatro Calderón funcionan como minivertederos improvisados; en Huertas no desaparecen nunca los restos del ocio nocturno, acumulándose los vasos, colillas y regueros de orín como testigos mudos de la fiesta.

Los árboles de Gran Vía son ceniceros improvisados para los transeúntes y las manchas de líquidos ennegrecidos en el suelo son frecuentes en todo el centro. En la calle Fuencarral reinan las papeleras que sirven de apoyavasos y las botellas y bolsas de hielo son ya parte habitual del decorado urbano. Las manchas de orín en paredes y esquinas y los chicles secados al sol sobre el pavimento son una constante en toda la ciudad.

La realidad es que ni el propio Ayuntamiento está satisfecho con el servicio de limpieza que ofrecen las cuatro empresas contratadas. La directora general de Zonas Verdes, Limpieza y Residuos, Marta Alonso, ya lo expresó así el pasado 22 de julio en la Comisión de Medio Ambiente y Movilidad, entonces reconoció que el estado de la limpieza en Madrid: «no puede ser completamente satisfactorio; eso sólo podría ocurrir si se cumplieran todos y cada uno de los 68 indicadores de calidad que engloba el contrato porque no están sujetos a interpretaciones».


El Ayuntamiento de Madrid ahorra dinero con las penalizaciones a las empresas adjudicatarias

El Consistorio informó de que se penalizó un 3,8% del pago de mayo, el último mes fiscalizado, a las empresas de limpieza al no cumplir con los indicadores especificados en el pliego del contrato integral de limpieza, que entro en vigor el 1 de agosto de 2013.

No obstante, Alonso consideró que hay una «tendencia positiva», ya que en septiembre de 2013, con el nuevo servicio recién inaugurado, «se descontó a las empresas un 7,37% del pago mensual». Con ello el Ayuntamiento se ahorró 1,4 millones de euros que hubiera tenido que pagar a las contratas, de haber cumplido estas con los objetivos marcados.

 

Contrato integral para ahorrar costes

El nuevo contrato, de 1.943 millones de euros a ocho años, hace que el Consistorio que dirige Ana Botella se ahorre 630 millones durante este intervalo temporal. Se unifican en sólo 6 contratos, los 30 que antes existían y se organizan por zonas.

Así, a la propia limpieza de las calles, se le sumó el mantenimiento del mobiliario urbano y el del arbolado de calles y zonas verdes que tantos estragos está provocando este verano donde ya son más de 15 sucesos por ramas caídas y que, en uno de ellos, costó la vida a un militar español en el Parque del Retiro.

Como consecuencia, algunas empresas cambian el modus operandi de las rutinas de trabajo. En lugar de asignar barrios a los trabajadores que se encargaban de mantener limpias sus cuatro o cinco calles, cuidando escrupulosamente de que el trabajo en su zona saliera adelante, ahora se ven forzados a tener que limpiar las zonas limítrofes entre los distritos y las calles principales, por eso muchos barrios pequeños o poco transitados están abandonados.

 

 

 

Edición de Teleprensa para la Comunidad de Madrid.

Director: Jerónimo Medina Valcarreras (jeromedina.es)

Contacto: madrid@teleprensa.es @jeromedina - 634 541 741

 

 

Comentarios Disqus