Un millar de personas denuncia el cierre de 30 camas en el Hospital de Huércal Overa

Un millar de personas denuncia el cierre de 30 camas en el Hospital de Huércal Overa

Imagen de la protesta

HUÉRCAL OVERA.- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF Almería, ha reunido hoy, día 29, a más de un millar de personas en la concentración convocada para denunciar el cierre de 30 camas en el Hospital de La Inmaculada de Huércal Overa, durante los meses de octubre y noviembre, en concreto en la la planta de Cirugía. En el acto reivindicativo, convocado por CSIF, han participado trabajadores, ciudadanos de los municipios del Levante almeriense, asociaciones y colectivos vecinales y demás sindicatos de la Junta de Personal del complejo hospitalario.

Ante esta enorme respuesta masiva, la dirección del Hospital se ha mostrado abrumada y sorprendida, según ha podido saber el sindicato, pese no haberse pronunciado al respecto ni haberse reunido con la Junta de Personal. A este respecto, CSIF recuerda y reitera que en total son 30 las camas para este periodo de tiempo, como ya denunció el pasado jueves, y no 21 como pretende hacer creer la gerencia de La Inmaculada y la Delegación Provincial de Salud, quien alega esta supresión del servicio a falta de medios económicos y a la baja frecuentación.

Así, el sindicato insiste en que se ven afectada un total de 15 habitaciones, las cuales comprenden dos camas por habitación. “Otra cosa bien distinta es que, por motivos específicos, patologías especiales o por prescripción médica, haya pacientes a los que sea recomendable ingresar solos en su habitación. De ahí el juego de datos y números que han querido hacer creer desde la Dirección del Hospital. Pero la realidad es clara, son 15 habitaciones con dos camas cada una”, puntualiza Antonio Moreno, presidente provincial del sector Sanidad de CSIF Almería.

Asimismo, tal y como había denunciado CSIF este verano, durante los meses de julio, agosto y septiembre ya se había cerrado dicha planta, sin embargo, la gerencia de La Inmaculada ha decidido prolongarlo hasta noviembre, alegando que se volverá abrir en diciembre cuando la Junta de Andalucía vuelva a adelantar el dinero necesario para ello.

CSIF recuerda las consecuencias negativas que esta medida supone para los pacientes del hospital, puesto que los usuarios se verán reubicados a otras plantas del centro, asumiendo riesgos añadidos a la patología de la que estén siendo tratados. Por otro lado, el sindicato también explica las enormes dificultades que esta situación va a ocasionar al personal médico, el cual se verá obligado a “tener que buscar por todo el hospital” a sus pacientes.

En resumen, una repercusión negativa que daña directamente en la calidad asistencial que reciben los usuarios en La Inmaculada y que afecta también a un total de 20 trabajadores eventuales, esto es 10 enfermeras, 8 auxiliares y demás personal del servicio, se verán afectados por el cierre de esta planta. Con todo, el sindicato no descarta próximas movilizaciones de no obtenerse una pronta solución a esta problemática producida en el corazón de la sanidad pública del Levante almeriense.

Comentarios Disqus