Pasar al contenido principal

Políticos, ecologistas, agricultores y científicos se ponen de acuerdo sobre el río Adra

Mar, 17/05/2016 - 13:13
Imagen de la reunión

ADRA.- El pasado día 2 de mayo de 2016 se reunieron en el Centro Cultural de La Alquería en Adra (Almería), representantes de 14 entidades: Ayuntamiento de Adra, Comunidad de Regantes del Río Adra, Ecologistas en Acción–Adra, Sociedad para el Estudio y Restauración de la Biodiversidad Almeriense (SERBAL), Berja Comprometida, Plataforma Ciudadana Abderitana, asociaciones culturales-ambientales Acerobo, Abuxarra, AlqueríaViva y El Árbol de las Piruletas, Club de Pensionistas de La Alquería, así como investigadores de CIBIO-InBIO (Portugal), Estación Biológica de Doñana (CSIC) y Universidad de Almería, agentes directamente relacionados desde algunas de sus perspectivas con el Río Adra.

Después de décadas de disputas, desacuerdos, acusaciones cruzadas y discordias, parece que ha llegado el momento de dejar atrás disparidades de opiniones y colectivos de toda índole, entre los que se encuentran políticos, ecologistas, agricultores y científicos, se sientan a la misma mesa para confluir en un acuerdo que los une en pro de algo que se considera un bien para todos.

El río Adra tiene múltiples problemas que están poniendo en grave peligro su ecosistema y los recursos naturales de los que se nutre la población, lo que ha motivado que las entidades y asociaciones que representan a todas las personas preocupadas por la situación se reunieran para unificar acciones orientadas a dar soluciones.

Tras el debate inicial se llegó a un consenso común mediante el que se acordó una hoja de ruta única de compromiso para la conservación ambiental, restauración ecológica, limpieza y optimización del Río Adra, que favoreciese la revalorización y adecuación del aprovechamiento de sus recursos, elementos y sistemas ambientales, socioculturales, didácticos y económicos.

Las entidades presentes consideraron que:

1. El Río Adra presenta unos elevados valores naturales y socioeconómicos que merecen el compromiso de todos para su conservación futura. Se ha de acometer en breve su restauración ecológico-ambiental, pues dado el precario estado de la situación podría considerarse irreversible.

2. El marco socioeconómico del entorno ha estado íntimamente asociado al Río Adra a lo largo de la historia, en concreto en lo que respecta al uso de su agua, tierra y espacio para aprovechamiento humano y, especialmente, agrícola por lo que se considera prioritaria la restauración y limpieza del sistema para la mejora de los cultivos de él dependientes, sin menoscabo de su adecuada conservación ecológica.

3. La seguridad de la ciudadanía y las infraestructuras frente a avenidas es la primera prioridad, por lo que cualquier acción de uso, manejo y mejora del río debe garantizarla para la población y el espacio de influencia del río.

4. De acuerdo a estos tres puntos, (i) conservación y restauración ambiental, (ii) mejora de los aprovechamientos agrícolas, hídricos y humanos, y (iii) garantías de seguridad frente a inundaciones para la población y marco socioeconómico de influencia, se acuerdan las siguientes acciones como prioritarias para materializar urgentemente: 4.1. Es fundamental la restauración ambiental del ecosistema. Para ello el colectivo reunido reclama la eliminación paulatina de la cañavera, como especie exótica invasora en el cauce y que actualmente es la principal fuente de menoscabo de (i) biodiversidad, (ii) aprovechamiento agrícola y (iii) seguridad frente a avenidas, y su sustitución progresiva por la vegetación de ribera autóctona del río. Para ello han de emplearse los métodos más apropiados que impliquen el menor impacto ambiental al sistema posible.

4.2. Es prioritaria la limpieza integral del río. Dada la grave situación actual del cauce fluvial, con vertido de residuos de todo tipo, pero especialmente agrícolas, se considera muy importante su limpieza y que se mantenga además con la vigilancia ambiental adecuada por parte de los agentes implicados.

4.3. Deben controlarse las sueltas de agua del Pantano de Benínar, ya que han ocasionado graves impactos en el colectivo agrícola y de viviendas en la zona aguas abajo, por la rotura de barreras, puentes, caminos, cultivos, y otras infraestructuras, así como para el ecosistema, por la devastación ambiental que supone la corriente torrencial y el arrastre de cañas y rizomas. Es por ello por lo que se reclama urgente el evitar definitivamente dichas sueltas con procedimientos alternativos que no impliquen tales daños.

4.4. Se considera indispensable evitar el vertido al río de las aguas provenientes de las plantas depuradoras, tanto la de Berja como la de cualquier otra en el futuro. 4.5. Se elaborará una propuesta de proyecto que afronte aspectos ambientales, de recursos naturales y de seguridad que se acordaron.

4.6. Esta primera reunión es la que iniciará el trabajo colectivo de todas las entidades preocupadas por resolver los problemas que actualmente tiene el río Adra.

Nota.- Tales acciones, deben enmarcarse en la Normativa de la Zona de Especial Conservación del Río Adra aprobada por la Junta de Andalucía y vigente a nivel Europeo a través del Decreto 4/2015 2015, de 13 de enero, por el que se declaran las Zonas Especiales de Conservación de la Red Ecológica Europea Natura 2000, BOJA 52, de 17 de marzo de 2015; y la Orden de 18 de marzo de 2015, por la que se aprueban los Planes de Gestión de las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) que se citan, BOJA 59, de 26 de marzo de 2015.

Las medidas que se adopten no supondrán bajo ninguna de las opciones, una merma de la calidad y el volumen del caudal superficial y la ecología del sistema, ni del aprovechamiento agrícola que tradicionalmente se ha llevado a cabo en la zona dependiente de los recursos que ofrece el Río Adra. Para ello, el volumen hídrico debe seguir garantizando la nutrición del acuífero asociado al río, del que dependen, además, las Albuferas de Adra y el entorno marítimo vecino.

Entidades firmantes: Comunidad de Regantes del Río Adra, Ecologistas en Acción–Adra, Sociedad para el Estudio y Restauración de la Biodiversidad Almeriense (SERBAL), Berja Comprometida, Plataforma Ciudadana Abderitana, Asociación Cultural Acerobo, Abuxarra, Alquería Viva, Club de Pensionistas de La Alquería, El Árbol de las Piruletas, Investigadores de IBIO-InBIO (Portugal), Estación Biológica de Doñana (CSIC) y de la Universidad de Almería.

Comentarios Disqus