Los cadáveres de los tres jóvenes calcinados en una cueva de Almería se encontraron abrazados

Mar, 04/04/2017 - 14:35
Jóvenes del barrio acuden al lugar donde ocurrió el incendio

TELEPRENSA.- Los cadáveres del joven de 21 años y las dos menores de 12 y 14 que se quedaron atrapados en una cueva de Almería a la que presuntamente otro menor, de 17 años y ya detenido, prendió fuego, fueron encontrados semicarbonizados y abrazados. El incendio se propagó a toda velocidad e hizo imposible cualquier actuación para sofocarlo en tiempo dado que la piedra caliza que rodea a la cueva y la misma chapa del techo actuó como un auténtico horno nada más iniciarse el fuego en la entrada donde ardió en un primer momento un sofá pero también otros enseres muy inflamables que había en el entorno. 

Según reconocen fuentes de la Policía Nacional, todo discurrió dentro de una gran confusión. En un primer momento y alertados por un incendio acudió hasta la cueva situada en La Molineta, un equipo de Bomberos y la Policía Local de Almería. Al ver que había cadáveres en el interior de la cueva, fue alertada, sobre las 20,40 horas, la Policía Nacional que activó al Grupo de Homicidios, a la Unidad de Policía Científica y varias patrullas de Seguridad Ciudadana dada la incertidumbre y la difícil situación que se vivió en el barrio en estos primeros momentos.

Para entonces, la Policía Local ya había detenido a tres jóvenes a los que encontró discutiendo sobre quién había sido el que había prendido fuego al sofá y mantenía conversaciones con otros menores que se encontraban por la zona para tratar de esclarecer lo sucedido. Finalmente, sólo ha sido arrestado un joven de 17 años a quien se acusa de homicidio ya que todos apuntan a él como el autor material de causar el fuego. La Policía Nacional reconoce que todos los jóvenes eran del mismo entorno, amigos, compañeros de instituto… aunque con un alto índice de absentismo escolar que se reunían en torno a esta cueva para hacer sus botellones o como punto de encuentro. 

Aunque aún es pronto para conocer las razones por las que el joven prendió fuego al sofá, que luego, al parecer, trató de sofocar, todo apunta a que su actuación "se le fue de las manos". Declarado el secreto de sumario, en próximas horas el joven pasará a disposición de la Fiscalía de Menores.

Comentarios Disqus