La nueva Ley andaluza de Discapacidad refuerza la capacitación y la autonomía personal

La nueva Ley andaluza de Discapacidad refuerza la capacitación y la autonomía personal

Imagen de la visita de la consejera al centro Javier Peña

ALMERÍA.- La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha destacado la importancia de la nueva Ley andaluza de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad, “una norma que pone el énfasis en la capacitación y autonomía personal de las personas con discapacidad; en la vida independiente, en la perspectiva de género, así como en la accesibilidad universal y los apoyos individualizados cuando sean necesarios”.

Así lo ha señalado durante la visita a la Unidad de Estancia Diurna de Terapia Ocupacional Francisco Javier Peña, en Almería capital.

“Esta ley promueve específicamente el derecho a la igualdad de oportunidades, la no discriminación y la accesibilidad universal de las personas con discapacidad, y vela por su cumplimiento recogiendo el régimen sancionador que está destinado a evitar las situaciones discriminatorias por motivo de la discapacidad” ha recordado Sánchez Rubio.

En este sentido, ha subrayado que la norma reorienta las actuaciones públicas pasando de un modelo biosanitarios a otro basado en las capacidades. Para ello se promueve una atención integral de las personas con medidas concretas y avanzadas para todas las etapas de la vida.

“Con respecto al ámbito del empleo, que es un asunto esencial en esta nueva Ley, trascendente para promover la igualdad de oportunidades y de trato en el empleo y la formación, obliga a mantener en vigor un Plan de Empleabilidad de Personas con Discapacidad, a propuesta de las Consejerías competentes en Empleo y Función Pública”, ha informado.

Unidad de Estancia Diurna de Terapia Ocupacional
La Unidad de Estancia Diurna de Terapia Ocupacional ‘Francisco Javier Peña’ es un centro adscrito a la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en Almería, y cuenta con una inversión para 2018 de más de 740.000 euros. Está destinado a la atención de personas con discapacidad intelectual en edad laboral que no pueden integrarse, transitoria o permanentemente, en un medio laboral normalizado. El centro actualmente atiende a 70 personas, con una media de edad de 41 años.

Su misión es mejorar la calidad de vida de las personas que atiende, desde una atención integral y promoviendo su autodeterminación, así como proporcionando y gestionando todos aquellos apoyos y servicios que promuevan la inclusión laboral y social. En el centro se fabrica mobiliario de oficina, juguetes de madera y elementos decorativos de cerámica y otros materiales. Todo ello se destina a dotar de equipamiento a entidades públicas y privadas sin ánimo de lucro, que desarrollan su labor en el ámbito de los servicios sociales.

El centro tiene entre sus objetivos estratégicos que las personas a las que atiende puedan desarrollar una vida social plena, avalando el desarrollo efectivo de sus derechos fundamentales. Persiguen la total implicación de las personas usuarias y de sus familias en todos los aspectos relacionados con la convivencia y la organización del centro, para trabajar codo con codo en el desarrollo efectivo de los derechos fundamentales de las personas, siempre a favor de la integración comunitaria y laboral de sus beneficiarios.

Para la consecución de sus objetivos, desde este centro ocupacional se trabajan las diferentes dimensiones de la calidad de vida de las personas, relacionadas con el bienestar emocional, las relaciones interpersonales, el bienestar material, desarrollo personal, el bienestar físico, la autodeterminación, la inclusión social y los derechos de la persona, como la privacidad, el acceso a derechos y libertades reconocidos, etc. En definitiva, la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias, para avanzar en un modelo de sociedad más justo e igualitario.

Comentarios Disqus