El Hospital Reina Sofía de Córdoba incorpora un tercer acelerador líneal de electrones

20 de Mayo de 2010 18:12h

El equipo, del que se beneficiarán alrededor de 400 pacientes cada año, incorpora novedosas técnicas que permiten aplicar radioterapia personalizada

CÓRDOBA.- La Consejería de Salud ha invertido más de 1,8 millones de euros en el tercer Acelerador Lineal de Electrones (ALE) del Hospital Reina Sofía de Córdoba. El nuevo equipamiento, que estará en funcionamiento de forma progresiva a partir de la última semana de mayo, se ubica en el servicio de Oncología Radioterápica, con capacidad para atender a alrededor de 400 pacientes al año. El nuevo ALE emplea moderna tecnología que proporciona mayor precisión durante la administración del tratamiento a pacientes con indicaciones muy especiales y previamente seleccionados.

La consejera de Salud de la Junta, María Jesús Montero, ha visitado este nuevo equipamiento, en el que ya han concluido los estudios dosimétricos previos a su entrada en funcionamiento. Se trata del primer acelerador de estas características que se pone en marcha en un hospital del sistema público andaluz.

Con la incorporación de este innovador acelerador lineal de electrones, el Hospital Reina Sofía impulsa la renovación tecnológica y asistencial de su área oncológica, y continúa ofreciendo a la población nuevas y mejores prestaciones sanitarias conforme al II Plan Integral de Oncología de Andalucía.

El equipamiento supone un avance destacado en la mejora continua para la atención al paciente oncológico y su adquisición se suma al parque de aceleradores lineales del complejo sanitario cordobés, que se ha renovado en su integridad en los últimos cinco años con objeto de disponer de tecnología puntera y de vanguardia para el tratamiento de los enfermos.

El nuevo acelerador es el más moderno que existe actualmente en el mercado y permite aplicar radioterapia de forma personalizada. Además, una de las técnicas que realiza este equipo aún no se aplica en ningún hospital español, por lo que para su aprendizaje, médicos y físicos del Hospital Reina Sofía se han desplazado a centros de Alemania y Estados Unidos.

Inversión

La inversión total ha sido de 1.860.232 euros, de los que 1.450.000 corresponden al equipamiento y 410.232 euros a las obras necesarias para adaptar el búnker que acogía el equipo de simulación convencional, que se había quedado obsoleto. También se ha reformado y ampliado el número de cabinas-vestuarios para los pacientes.

El nuevo equipamiento podrá usar procedimientos de vanguardia como son la técnica de IMRT (radioterapia de intensidad modulada) y de VMAT (IMRT en arcoterapia dinámica volumétrica) con el sistema IGRT tipo TAC (radioterapia guiada por la imagen para el correcto posicionamiento del paciente). Todos estos procedimientos son de gran complejidad y los tratamientos que se aplican logran aumentar la precisión y la rapidez.

Este equipo se empleará en ciertos tumores localizados que están rodeados por órganos de alto riesgo (como es el caso del cáncer de mama, próstata, cabeza y cuello y pulmón), exclusivamente en aquellos pacientes que, por sus características especiales, precisen de esta tecnología puntera.

Al igual que los aceleradores actuales, la tecnología del nuevo equipo cuenta con un sistema de obtención de imágenes que facilita al especialista la posibilidad de comparar al instante la zona que va a ser irradiada y la que previamente se planifica, permitiendo establecer las correcciones necesarias para que el volumen irradiado coincida exactamente con el planificado. Además, el nuevo acelerador dispone de un segundo sistema de verificación tridimensional de la zona a tratar, que aumenta la seguridad especialmente en las técnicas complejas.

Dotación del servicio

Este equipamiento se ha instalado en el nivel -1 del Hospital Provincial, en una estructura de blindaje especial de protección y junto al resto de la dotación de irradiación de alta tecnología de Oncología Radioterápica, que cuenta con cuatro búnkeres más en los que se reparten los otros dos aceleradores lineales existentes en el centro cordobés, un equipo de braquiterapia de baja tasa y otro de baja tasa específico para el tratamiento del cáncer de próstata. En estos momentos se trabaja, además, en la instalación de una nueva braquiterapia de alta tasa en el servicio.

El nuevo acelerador es un equipo modular y trasladable que se podrá ubicar en los nuevos espacios que el Plan de Modernización Integral del hospital recoge para este servicio en un nuevo edificio.

El centro cordobés ha planificado de forma cuidadosa y anticipada una serie de medidas para compaginar la actividad del Servicio de Oncología Radioterápica con la realización de las obras de adaptación al nuevo equipamiento, con el fin de que sus usuarios se vean afectados lo menos posible por las molestias.

La función de los aceleradores lineales es la irradiación de los tumores y se encargan del control local de la enfermedad oncológica. La tecnología actual facilita que los aceleradores estén conectados a las unidades de preparación y planificación de los tratamientos y que toda la información del diseño se haga de forma informática, de modo que evitan posibles errores de manipulación.

Respecto a la actividad asistencial del servicio de Oncología Radioterápica, en 2009 fueron atendidos 1.265 pacientes en los aceleradores lineales y 53 en los equipos de braquiterapia. Se aplicaron 32.633 sesiones de radioterapia en los aceleradores y por las consultas médicas -primeras y sucesivas- pasaron 14.329 pacientes. Los aceleradores lineales de electrones funcionan en horario de mañana y tarde hasta las 22.00. Cuando la demanda asistencial lo requiere, este horario se amplía hasta las 24.00.

Acreditación Hospital de Montilla

Por otra parte, la consejera de Salud ha entregado al Hospital de Montilla (Córdoba) los distintivos que certifican el nivel de calidad avanzado alcanzado tras superar su proceso de acreditación. El organismo encargado de acreditar los niveles de calidad en el sistema sanitario público andaluz es la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, dependiente de la Consejería de Salud.

Durante su intervención en este acto, la titular de Salud ha reafirmado el compromiso de la Administración autonómica con la mejora continua del sistema sanitario público, y ha subrayado la labor que desempeñan los profesionales para la consecución de este objetivo.

La resolución de los problemas de salud en consulta por acto único, las prácticas avanzadas en enfermería, el empleo de técnicas quirúrgicas punteras, el fomento de la investigación entre sus profesionales o el trabajo por mejorar la confidencialidad de los pacientes, han sido algunas de las actuaciones citadas por Montero como ejemplo de calidad asistencial, un objetivo -ha añadido-"irremplazable" en el trabajo diario de los profesionales que componen el sistema sanitario público andaluz.

La acreditación del Hospital de Montilla se une al proceso en el que está inmersa la propia Empresa Pública Hospital Alto Guadalquivir como centro, a la acreditación del Hospital de Alta Resolución Sierra de Segura y a la de la Unidad de Formación Continuada de la empresa pública.

Precisamente, esta unidad ha impulsado la acreditación de la formación continuada de los profesionales sanitarios, y cuenta con 209 actividades acreditadas, 342 convocatorias, 8.326 oportunidades de formación y 4.205 horas docentes con acreditación de calidad.

Videos


Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital