Superman Rojo
Menú principalabrir menu

Superman Rojo

13 de Marzo de 2015 07:23h

Francisco Mancera
Francisco Mancera

¿Qué pasaría si en 1938 Superman hubiera aterrizado en una granja colectivizada de Ucrania en lugar de en una granja capitalista de Kansas? Pues que llevaría en el pecho una hoz y martillo rojos sobre fondo gris en lugar de una ese roja  sobre fondo amarillo (lo más parecido al símbolo del dólar sin serlo)… y sería un campeón del comunismo.

Todo esto (y mucho más) salió de la mente del guionista escocés Mark Millar en su magnífico cómic Superman: Rojo (Superman: Red son, publicado en 2003 por DC), que está arrasando en ventas en Rusia. A España llegó bastante rápido y Norma Editorial lo publicó en Enero de 2005. A Rusia no ha llegado hasta Diciembre de 2014 de la mano de la editorial Ázbuka con un fulminante éxito de ventas, ya han sacado la segunda edición de 10.000 ejemplares.

Superman Rojo es absolutamente respetuoso con el “Universo de Superman de DC”, están todos: Lois Lane, Lex Luthor, Batman, la Mujer Maravilla, Brainiac… pero desde la óptica de una URSS triunfante que logra imponerse al capitalismo, gracias a la ayuda del camarada Superman.  Stan Lee acuñó el famoso lema moral para un juvenil y no demasiado listo (que no inteligente, que si lo es) Spiderman: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Pero si trasladamos esa filosofía a un superhéroe adulto, inteligente e íntegro como es Superman, más aún un Superman Rojo, el lema se convierte en: “Un absoluto poder conlleva ejercer el poder absoluto”. Superman Rojo, no puede por menos que ser fiel a la filosofía del comunismo y tomar las riendas del poder, para acabar de una vez por todas, con el hambre y las miserias del mundo. Para ello debe destituir a los gobernantes humanos corruptos y gobernar despóticamente: “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Cuestión que consigue, por cierto… como no podía ser de otra manera: no es vano Superman es Superman, por muy rojo que sea.

Este brillante argumento de Mark Millar tiene antecedentes en el seminal y más que recomendable Watchmen (1986) con dibujos de Dave Gibbons y guion de Alan Moore, al que Millar conoce y admira. En el año 2.000 Millar ya había desarrollado guiones donde los superhéroes se ven en la obligación de apartar del poder a los humanos, para salvar al mundo y a la propia humanidad de su autodestrucción. Me refiero al magnífico trabajo que realiza en The Authority creado por Warren Ellis y dibujado por Bryan Hitch, tras la marcha de ambos de esta cabecera de DC. Curiosamente el Cuop d’Estat de los superhéroes a la “humanidad” lo dan con Robbie Morrison como guionista, tras la marcha de Millar: las continuas censuras que DC le imponía fuerzan su salida y su fichaje por Marvel. Millar es el guionista de los más que recomendables tebeos: Wanted y Kick Ass ambos llevados al cine recientemente.

Mark Millar empezó a escribir el guion de Superman Rojo en 1995, cuatro años después de la disolución de la URSS. Rusia, como clara heredera de la URSS, atraviesa un largo, duro y convulso periodo de adaptación al capitalismo. Durante esta adaptación, con brutal crisis económica incluida, pierde casi toda su influencia mundial y padece conflictos secesionistas en su propio territorio: Chechenia, Osetia del Sur. Vladímir Putin a la sombra de Boris Yelsin va acaparando poder; en 1.999 tomas las riendas y parece difícil que se desprenda de ellas pacíficamente. Durante esta época la economía e influencia rusa crece al calor de los altos precios del petróleo. Salvo dos periodos con brutales caídas del precio del crudo que, “curiosamente” coinciden con dos conflictos bélicos rusos. El primero en el 2º semestre de 2008: del 3 de Julio al 24 de Diciembre, coincidiendo con el conflicto de Osetia del Sur, el precio cayó un 77% y el segundo: del 19 junio de 2014 al 15 Enero de 2015, coincidiendo con el conflicto con Ucrania, el precio llegó a caer un 60%, lo que vino a sumarse al bloqueo económico impuesto por Europa y EE.UU. A pesar de ello Putin ha conseguido frenar el proceso centrípeto y retornar a acaparar influencia mundial. Alcanzándose el epíteto con las adhesiones de territorios de Ucrania, que se inicia con Crimea en marzo de 2014 y que sigue en la actualidad. Ucrania precisamente, el lugar donde aterrizó y se crio nuestro Superman Rojo.

No debería sorprendernos el reciente éxito de ventas de Superman Rojo en Rusia. Al calor de las “reconquistas territoriales”, una corriente de orgullo de ser ruso está recorriendo Rusia, arranca en los logros del Imperio Ruso, continúa con los de la URSS y culmina con la actual “reconquista” de Ucrania. Sirva como botón de muestra del revitalizado orgullo ruso el vigoroso y refrescante video viral: Soy un invasor ruso (Я Русский Оккупант) con texto del siberiano Alexei Ivanov, donde se reivindica con gallardía e ironía los hitos rusos/soviéticos. Por eso Superman Rojo triunfa, no en vano la URSS derrota completamente al capitalismo, a los EE.UU para finalmente dominar el mundo mundial… pero sería bueno que encontrásemos un “Batman” que le recordase a Putin que no es Superman, ni tan siquiera rojo y mucho menos un Superman Rojo.

by PacoMan

Para ver el video (subtitulado) Soy un invasor ruso:

https://www.youtube.com/watch?v=T65SwzHAbes

En breve… Batman es republicano

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias relacionadas

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital