Los ecologistas califican de 'aberrante' la recarga de arena en la playa de Mojácar
Menú principalabrir menu

» Mojácar

Los ecologistas califican de 'aberrante' la recarga de arena en la playa de Mojácar

23 de Marzo de 2017 19:08h

Material empleado para la regeneración de playas
Material empleado para la regeneración de playas

MOJÁCAR.-  Ecologistas en Acción ha denunciado lo que considera una 'aberrante' recarga de arena en las playas del Levante almeriense ya que, segñún señalan, se ha utilizado material arcilloso en trozos o mezclado con grava de hasta un par de centímetros de diámetro. Además duda de la actuación de Costas que califica de 'inútil' cuando no 'contraproducente'.

Nota de prensa

Durante estos días se desarrolla la mal llamada "regeneración" de las playas del Levante. De Cuevas a Mojácar se han vertido sobre el litoral 15.000 m3 de material procedente de canteras cercanas.

Vecinos de Mojácar se han puesto en contacto con Ecologistas en Acción para denunciar este hecho y la pésima calidad del material que se está allí depositando. Material arcilloso en trozos o mezclado con grava de hasta un par de centímetros de diámetro. Lo opuesto por definición a lo que se denomina arena. En el agua es perfectamente distinguible el color beige de la arcilla en suspensión que se va siendo lavanda del material depositado.

Sin duda la actuación de Costas no sólo es inútil como solución al problema de la pérdida de arena en las playas, sino que además puede ser contraproducente. No se debe olvidar que toda la zona marina está protegida como Zona Especial de Conservación con la denominación de "Fondos Marinos del Levante Almeriense". La presencia de Posidonia oceanica y otras fanerógamas marinas hacen del tramo de litoral desde el Cabo de Gata a Pulpí, una de las mayores, si no la mayor concentración de todo el Mediterráneo para este valiosísimo ecosistema. Se trata de una pieza fundamental en la generación de todos los bienes y servicios de los que provee el mar a los habitantes y visitantes de la zona.

Ecologistas en Acción no tiene constancia de que el vertido realizado se haya sometido a la correspondiente evaluación ambiental dispuesta en la Directiva 92/43 Hábitats por su afección directa a un espacio Red Natura 2000. En numerosas ocasiones, las realimentaciones de playas, además de ser un parche temporal, se muestran perniciosas para solucionar el problema que intentan evitar pues el material depositado acaba en el mar, sepultando estas praderas que son el arrecife natural para que la arena no se vaya. La distinta granulometría y composición del material aportado, pueden tener efectos en praderas cercanas más al sur de Mojácar, cuya supervivencia, mejoría y expansión son fundamentales para que la erosión disminuya su intensidad.

La organización ecologista solicitará información de la actuación antes de interponer una denuncia ante la Comisión europea pero el señor Subdelegado del Gobierno, que hace unos días estuvo de visita inspeccionando la zona debería dar explicaciones de lo denunciado por los vecinos de Mojácar. Según declaran los ecologistas "últimamente parece que las actuaciones supervisadas por la Subdelegación del Gobierno consisten en echar tierra encima de cosas valiosas, como hace unas semanas ocurrió en Benahadux con el yacimiento de El Chuche".

El señor García Lorca, como buen teórico de la Ordenación del Territorio, sin duda conoce que el problema de la pérdida de arena en la costa levantina tiene origen en las actuaciones humanas, cuyo efecto acumulado esta siendo nefasto y se agravarán exponencialmente con los efectos del cambio climático. El pantano de Cuevas, las urbanizaciónes de Vera y Mojácar, el encauzamiento del Río Almanzora y, sobre todo el puerto de Garrucha, entre otros, son los responsables de la situación irreversible que sufre ese tramo de costa. Los vertidos de arena son parches de temporada -a veces ni eso- que ahondan en el problema al afectar a la única barrera natural que retiene arena, las praderas de fanerógamas.

La noticia de que se va a reactivar el proyecto de construcción de un espigón al norte del puerto de Garrucha (afectando a praderas) o la propuesta de encauzamiento del río Antas (también protegido) no pueden ir más en contra de una verdadera solución al problema que pasaría por medidas valientes que se han de tomar tras analizar el problema en todo su conjunto incluyendo el cambio climático. La población ha de asumir que esa línea de costa va a menguar irremediablemente y que a medio plazo la solución implica el retroceso de las construcciones de la primera línea de costa y la renaturalización de la zona. Habrá que elegir entre tener playas para disfrute de todos o gastar crecientes cantidades de dinero para mal mantener las actuales junto con las construcciones en primera línea de costa sometidas a un creciente riesgo de catástrofes naturales.

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias relacionadas

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital