La Junta muestra la efectividad de la formación en reanimación cardiopulmonar en Educación Secundaria
Menú principalabrir menu

» Salud

La Junta muestra la efectividad de la formación en reanimación cardiopulmonar en Educación Secundaria

20 de Junio de 2017 11:54h

Más de 900 alumnos y 62 profesores de institutos de Almería han participado en un estudio coordinado por EPES 061, en el que 3 de cada 4 jóvenes mantienen un alto grado de aprendizaje en reanimación cardiopulmonar pasados 6 meses

La Junta ha heccho balance de su programa de formación en reanimación cardiopulmonar
La Junta ha heccho balance de su programa de formación en reanimación cardiopulmonar

ALMERÍA.- La Junta de Andalucía ha presentado en Almería los resultados del estudio de investigación coordinado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 para analizar la efectividad de la formación en reanimación cardiopulmonar entre escolares de primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de la provincia. Este estudio observacional, que comenzó en febrero del pasado año y que ha concluido este mes de mayo, se ha llevado a cabo en 12 centros escolares sobre una muestra de 1.043 alumnos.

La finalidad de esta iniciativa ha sido evaluar un sistema de formación dentro del sistema educativo siguiendo las recomendaciones de las sociedades científicas y de expertos en la materia, para promover entre los escolares estos conocimientos básicos que ayudarán a mejorar la supervivencia de las personas cuya vida esté en riesgo o sufran una parada cardiaca. 

La efectividad de este sistema de formación ha sido presentada por Gracia Fernández, delegada del Gobierno de la Junta en Almería que ha estado acompañada por los delegados territoriales de  Igualdad, Salud y Políticas Sociales, José María Martín, y de Educación, Francisca Fernández,  y por José Javier García, director asistencial de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061. El estudio muestra, entre otros aspectos, que 3 de cada 4 alumnos mantienen un alto grado de conocimiento teórico y práctico de las técnicas de reanimación cardiopulmonar pasados seis meses de su entrenamiento.

El sistema de formación ha consistido en el entrenamiento en soporte vital básico y uso de los desfibriladores semiautomáticos externos de 62 profesores de 12 centros de Educación Secundaria representativos de toda la provincia almeriense. Estos docentes, encargados de trasladar estos conocimientos a su alumnado, han sido formados por sanitarios de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, el equipo docente del grupo de trabajo de las jornadas masivas de RCP de Almería, personal del Área Sanitaria Norte, Hospital de Poniente y del Hospital de Alta Resolución El Toyo que han participado de forma voluntaria en el estudio. Los centros seleccionados por la delegación territorial de Educación han sido los Institutos Santo Domingo (El Ejido), Abdera (Adra), Sierra Nevada (Fiñana), Sierra de Gádor (Berja), Aguadulce (Roquetas de Mar), Albaida (Almería), San Isidro (Níjar), Cardenal Cisneros (Albox), Al-Bujaira (Huércal Overa), El Palmeral (Vera), Francisco Montoya (Las Norias, El Ejido) y El Jaroso (Cuevas de Almanzora).

 

Un total de 1.043 menores han recibido la formación en esta materia de la mano de sus propios docentes, completando todas las pruebas el 91,5% de los participantes. Así, 954 alumnos han entrado a formar parte de la muestra del estudio con una edad media de 12,6 años de los cuales el 52,4% eran varones. Todos ellos realizaron un test de conocimiento antes y después de la sesión formativa para evaluar su evolución en el grado de aprendizaje, tanto a nivel teórico como a nivel práctico. De esta forma se han comprobado las competencias adquiridas en las técnicas de reanimación cardiopulmonar durante las sesiones obteniendo unos resultados de notable al finalizar el curso.

 

Este programa piloto ha tenido una gran acogida tanto entre el profesorado, como entre el alumnado, ya que un 97% de los participantes la han considerado como “muy adecuada”.

 

Según los expertos, tras un episodio cardiaco la probabilidad de recuperarse disminuye un 10% por cada minuto que pasa sin que se realicen correctamente unas maniobras de reanimación básica. Por ello que el objetivo de estas sesiones de entrenamiento es facilitar los conocimientos necesarios para reaccionar ante una parada cardíaca, en la que es fundamental una rápida respuesta mientras llegan los equipos de emergencias.

 

Gracia Fernández ha destacado la importancia de este estudio de investigación,  “que se constituye como la base para desarrollar en Andalucía un programa educativo que incorpore la enseñanza en reanimación cardiopulmonar básica en las aulas”. La Organización Mundial de la Salud considera que este tipo de formación es una de las estrategias claves para aumentar la supervivencia de estos pacientes.

 

El servicio de emergencias sanitarias de Almería comenzó hace una década a entrenar a jóvenes en jornadas de sesión única, de una mañana de duración, en las que se ha formado a más de 25.000 alumnos a cargo de un grupo interdisciplinar de docentes, sanitarios y no sanitarios. Según ha manifestado el director asistencial del 061, José Javier García, “recientemente la Organización Mundial de la Salud ha publicado una recomendación con carácter internacional dirigida a incluir en los colegios la enseñanza de la reanimación cardiopulmonar básica entre alumnos de 12 años, edad idónea para que los menores reciban este tipo de formación”. 

 

Personas formadas en Andalucía

 

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias ha formado a más de 60.000 andaluces, entre primeros intervinientes y alumnos y profesionales de la comunidad educativa, en cómo actuar ante este tipo de situaciones de emergencias. Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias dirigidas a disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria, es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

 

Estos eventos suceden en la calle, en el trabajo o mientras se hace ejercicio o una actividad extenuante, aunque ocurren en su mayoría en el hogar. En la actualidad, el 30% de los pacientes atendidos por el 061 llegan con pulso al hospital, siendo dados de alta de los centros sanitarios con buen estado neurológico el 10%. Las investigaciones realizadas muestran que la aplicación de las técnicas de reanimación cardiopulmonar por una persona que presencia la parada cardiaca aumenta la supervivencia entre 2 y 3 personas de cada 10, aunque sólo 1 de cada 5 pacientes llega a recibir esta ayuda.

 

En España se producen al año en torno a 25.000 paradas cardiacas extrahospitalarias. Esta patología, en muchos casos, es la primera manifestación de una enfermedad cardiaca silente hasta ese momento. La supervivencia de muchas de las víctimas depende de que se apliquen las técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar en los primeros 3 ó 4 minutos, lo que puede aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50% de los afectados.

 

Cadena de supervivencia

 

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo occidental y, entre ellas, ocupa un lugar destacado la muerte súbita cardiaca que suele ocurrir, de manera mayoritaria, fuera del entorno hospitalario. La correcta atención a la parada cardiorrespiratoria consiste en la aplicación precoz de una serie de acciones conocidas como cadena de supervivencia que incluyen, por este orden, el reconocimiento de la situación y activación del sistema de emergencias sanitarias, el inicio inmediato de las maniobras de soporte vital básico, la desfibrilación eléctrica precoz y la rápida instauración de las técnicas de soporte vital avanzado.

 

Los equipos de emergencias del 061 en Andalucía han atendido en este último año 1.186 pacientes en parada cardiorrespiratoria, el 72% de ellos varones. La edad media de los hombres fue 61,9 años y 64,2 para las mujeres. En el 59% de las asistencias la parada sucedió en el domicilio y el motivo de la llamada al centro de coordinación fue inconsciencia en el 68% de los casos. Más de un tercio (33,6%) de estas paradas atendidas ya habían recibido reanimación a cargo de testigos a la llegada del equipo de emergencias; destacando que dos de cada tres casos lo hicieron con ayuda telefónica del centro coordinador.

 

En primer lugar hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada, si se dispone de un desfibrilador automático (DEA). Por último el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

 

Técnica de reanimación cardiopulmonar

 

La parada cardiorrespiratoria es la interrupción brusca, generalmente inesperada y potencialmente reversible de la respiración y de la circulación espontánea. Una recuperación del paciente sin secuelas neurológicas exige que los tiempos de actuación sean mínimos. En este punto, la colaboración ciudadana, el aviso y el inicio inmediatos de maniobras de reanimación son imprescindibles para conseguir un buen resultado final.

Desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061, cuando se detecta que el paciente está sufriendo una parada cardiorrespiratoria se activa un protocolo que consiste en el aviso inmediato del equipo de emergencias sanitarias más cercano y el inicio de los consejos para guiar a la persona que se encuentra en el lugar, aún sin tener conocimientos previos, en la realización de las maniobras de reanimación cardiopulmonar mientras llega la ayuda 

La técnica de reanimación cardiopulmonar consiste en el mantenimiento de la vía aérea abierta, de la respiración y de la circulación de la sangre, sin equipo específico, sólo utilizando las manos y la boca, pudiéndose usar dispositivos de barrera para la vía aérea, evitando así el contacto directo con la víctima. 

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias relacionadas

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital