¿Es la gente realmente culpable de mis desgracias?

Miércoles, 21 de Febrero de 2018

¿Es la gente realmente culpable de mis desgracias?

25 de Enero de 2018 07:55h

Teresa Antequera Cerverón
Teresa Antequera Cerverón

Muchas personas sufren por su egoísmo, otras son conscientes de lo absurdo y vacío de su exis­­tencia egoísta, de la que resulta su comportamiento, luego corren donde el psiquiatra porque su ego no recibe la resonancia esperada. Pero muchos podrían ayudarse y sanarse si ayudasen desin­te­resadamente a sus semejantes, pues quien piensa sólo en sí mismo se aísla y pierde la comunicación, es decir, el ac­ceso a su prójimo.

Muchas personas que se encuentran de paseo con su ego, no saben qué hacer con su vida inútil y creen que el psiquiatra les debería  ayudar a tener una vida con más sentido. En esas consultas se culpa de muchas maneras a los demás de la soledad y del vacío de la existencia de uno mismo, pero todo el que se apegue a la idea de que el otro es culpable, sigue ad­herido a la «cinta velcro» de su des­gracia. 

En cada etapa de la vida toda per­sona tiene altibajos. Precisamente cuan­do nos sentimos hundidos deberíamos dirigirnos a la fuen­te interna de fuerza, que nos ayuda a re­co­nocer las depresiones, que son un con­cepto equivocado de nuestros pensa­mien­tos, para disiparlas con la ayuda del Espíritu y volver así a un nivel más alto, de modo que de nuevo nos ilumine el sol de la vida y podamos dar nuestros pa­­sos siguientes hacia la existencia su­perior. Por eso estimado lector, si usted tiene una depresión, no cavile mucho tiempo, ¡diríjase a Dios en una oración! Él le ayuda a sondear dentro del ensimismamiento, para subsanarlo.

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos