El PP nos recorta 600 millones
Menú principalabrir menu

El PP nos recorta 600 millones

14 de Julio de 2017 11:58h

Juan Carlos Pérez Navas, senador del PSOE de Almería
Juan Carlos Pérez Navas, senador del PSOE de Almería

Hablar de dinero en la gestión pública no es, ni más ni menos, que hablar sobre cómo se gastan los impuestos y aportaciones que realizan todos los ciudadanos para contribuir a la sostenibilidad de un sistema solidario que garantice servicios públicos de calidad. Por ese motivo, aunque en ocasiones conceptos como el de techo de gasto u objetivo de déficit puedan ser algo complicados de entender, se tiene que realizar el esfuerzo de aproximarse a los mismos para poder conocer que lo que implican, al final, se simplifica en poder contar o no con una sanidad y una educación públicas, por ejemplo, que estén a la altura de lo que se espera de ellas.

Por ese motivo resulta tan importante que el Gobierno de Rajoy, a través de un ministro reprobado dos veces como es Cristóbal Montoro, acabe de tomar la decisión de volver a recortar a Andalucía hasta 600 millones de euros. La senda de objetivos de déficit fijados por el PP a nivel nacional con aquellas comunidades autonómicas gobernadas por su mismo partido, junto a Canarias, obligarán a la Junta de Andalucía a tener que restar esos 600 millones de sus Presupuestos de 2018 y de 2019.

Por supuesto, los andaluces nos oponemos a esa decisión. Y lo hacemos con completa autoridad moral, porque nuestra comunidad es cumplidora en este apartado, y posicionándonos en contra de lo que supone un durísimo golpe a las oportunidades de desarrollo de nuestra tierra y un impedimento para trasladar la recuperación económica a las familias. Especial repercusión tendrá ese nuevo recorte encubierto en el caso de la provincia de Almería, después de que esta haya sido especialmente castigada en unos Presupuestos Generales del Estado que no atienden demandas como la Alta Velocidad o necesarias infraestructuras hídricas para nuestro campo, cuestiones trascendentales para avanzar social y económicamente.

Con esos mimbres a nivel nacional, la Junta de Andalucía sigue teniendo que ser dique de contención y lanzadera para la recuperación a la que Almería aspira y se merece. Aunque Rajoy, con el silencio cómplice del PP andaluz y del provincial, trate de impedirlo. Si no directamente, sí poniendo muchas piedras en el camino.

Otro ejemplo de esa mala disposición, que viene a sumarse al objetivo de déficit ya mencionado, es el hecho de que los 235 millones de euros que la Junta de Andalucía recibirá este año como liquidación de la participación en los impuestos estatales de 2015 no podrán destinarse a inversiones en infraestructuras y servicios públicos, debido a que la regla de gasto impone que solamente se dedique a amortización de deuda. Vamos, que al final el Partido Popular vende una cortina de humo en forma de un dinero que supuestamente llega, pero que no repercute en la gente.

Así las cosas, poco más queda por decir para evidenciar el nulo compromiso que Rajoy, Moreno y Amat tienen con Almería y con Andalucía. Eso sí, después vendrán, encima, a seguir confrontando con la Junta de Andalucía, exigiendo que haga más y más con un dinero que, como se puede comprobar, quieren que caiga del cielo. Porque lo que es ponerlo desde Madrid, en la parte que les corresponde, nada de nada.

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias relacionadas

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital