El Obispado dice no al traslado de la carrera oficial de la Semana Santa de Almería
Menú principalabrir menu

» Semana Santa de Almería

El Obispado dice no al traslado de la carrera oficial de la Semana Santa de Almería

10 de Febrero de 2012 11:57h

El presidente de la Agrupación de Cofradías denuncia “presiones o coacciones” y la Diócesis señala que el que no acata al Obispo “está de más”

Penitentes (archivo)
Penitentes (archivo)

TELEPRENSA.- No ha podido ser. Dos semanas después de que la Agrupación de Cofradías de Almería anunciase el cambio de la carrera oficial de la Semana Santa a las inmediaciones de la Catedral, el Obispado dice no a esta iniciativa por considerar que se trata de un proyecto que “no estaba lo suficientemente maduro”. Mientras, el presidente de la Agrupación, José Antonio Sänchez, denuncia “presiones o coacciones” a la vez que la Diócesis señala que el que no acata al Obispo “está de más”.

Anoche se reunían nuevamente las Hermandades de Penitencia en la Agrupación de Cofradías. Según un comunicado del presidente, “ante las presiones o coacciones recibidas desde las instituciones relacionadas con la Semana Santa de Almería, acuerdan mantener la Carrera Oficial en el Paseo de Almería y que aquellas Cofradías que así lo deseen pasen ante la S.A.I. Catedral.”

En el documento remitido a los medios, Sánchez manifiesta que “hoy es un día triste para los que amamos y sentimos la Semana Santa de esta tierra de María Santísima. Puedo comprender y respeto la decisión tomada por los Hermanos Mayores ante la encrucijada en la que se les ha puesto pero yo tengo que ser leal a los criterios que he mantenido en defensa de lo acordado en su día en Cabildo Extraordinario.”

El portavoz del Obispado de Almería en este asunto, el Vicario Episcopal para la Acción Pastoral y para el Apostolado Seglar, Manuel Pozo, ha asegurado por su parte que “el tema no estaba lo suficientemente maduro para tomar una decisión que, de alguna forma, comprometía también a la Agrupación”.

Pozo dice que se dejaba atrás un lugar emblemático como es el paseo, en el que se concentran todo tipo de manifestaciones sociales, culturales y reivindicativas. “La Rambla puede ser mayor, pero el Paseo es una referencia, y habría que pensar si es conveniente irnos a otro lugar a experimentar”.

Asimismo, Pozo recuerda que el pasado año se instalaron 3.500 localidades 'y había mucha gente de pie” por lo que el cambio de la carrera oficial, “que ciertamente hay que reivindicar y estudiar” podría dar lugar a “manifestaciones religiosas más piadosas y hermosas, pero sin la presencia del pueblo” lo que ha hecho que “desde las autoridades civiles y eclesiásticas no estuviese claro el traslado”.

Sobre este último punto, cabe destacar que la concejal de Festejos Mayores, Lola de Haro, no ha sido informada aún de forma oficial de la decisión tomada anoche, por lo que no se ha pronunciado sobre la misma, si bien al ser preguntada por ello ha dicho que el Ayuntamiento de Almería estaba tramitando como todos los años la celebración de la Semana Santa.

Otro argumento ofrecido por el Vicario es que la carrera oficial es un punto de encuentro en el que confluyen todas las cofradías y hermandades. La Plaza de la Catedral es a su vez una estación de penitencia, aprobada por el Obispo, Adolfo González Montes. “No podíamos consentir que se convirtiera en carrera oficial, si se quiere, se puede peregrina hasta la primera Iglesia de Almería, hacer un acto emotivo o encarar las imágenes, no hay inconveniente, pero sí en que se instale la carrera oficina con tribunas, que lo que se quite al Paseo venga a la Plaza de la Catedral y sus aledaños”, dice.

En este sentido, Pozo mantiene que habría que “valorizar mucho la presencia en general del público, creyentes y no creyentes, ver si la Plaza puede soportar esa magnitud de gente” y comprobar si además se garantiza el acceso al templo a las personas que quieran participar del culto, confesión, etc.

A su vez, el Obispado afirma haber recibido “muchísimas cartas, emails y visitas” de personas que “protestan vivamente por la pérdida del Paseo”.

Por último, Pozo concluye reiterando que “a quién compete el cambio o no, según las normas diocesanas, que todos, empezando por el presidente de la Agrupación, han acatado, y si no las acatan están de más, es en última instancia al Obispo, aunque antes escuche a quien tenga que escuchar”.

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias relacionadas

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital