El caso de acoso en Olula saca a la luz una pequeña banda de camorristas infantiles que atemoriza a los niños del pueblo
Menú principalabrir menu

El caso de acoso en Olula saca a la luz una pequeña banda de camorristas infantiles que atemoriza a los niños del pueblo

19 de Octubre de 2016 19:28h

El abogado de Alejandro señala a la pandilla de
El abogado de Alejandro señala a la pandilla de

Localización 

Ver mapa

TELEPRENSA.- Los padres de Alejandro, el niño que presuntamente ha sido víctima de acoso escolar y agresiones frente a una tienda de chuches en Olula del Río, han comparecido ante la fiscalía de Almería para ratificar la denuncia presentada en el puesto local de la Guardia Civil contra el grupo de menores que supuestamente habrían maltatado tanto a éste como a otros niños del lugar. Los hechos relatados por éstos trascienden del entorno educativo y describen la actuación de toda una presunta banda de camorristas infantiles sobre la que el propio alcalde de la localidad, Antonio Martínez, ha llegado a reconocer, en declaraciones a la cadena Ser, que son autores de diversos actos de gamberrismo y pide, incluso, ayuda para poder atajar el problema.

En este mismo sentido, a las puertas de la sede de la fiscalía provincial de Almería, el abogado de Alejandro, Juan Padilla, ha comentado a los periodistas que “todos los menores coinciden cuando las madres les preguntan en que son un grupo de entre diez y quince. No es que un menor se dedique a hacer lo mismo a estas tres familias, sino que dentro del mismo grupo y el mismo ámbito, los menores han cometido todas estas agresiones, pero todos se conocen y todos van al unísono. Sí que es cierto que hay cinco que son los cabecillas, por así decirlo, de esta pandilla y son los que arrastran a los demás”, afirmó.

Uno de los menores implicados en los hecho ha sido expulsado un mes del centro en el que se produjo uno de los episodios denunciados, pero el resto de los señalos son menores de catorce años y los hechos ocurridos fuera del centro serían delitos no imputables por sus edades.

A la salida de los juzgados el abogado de la familia ha confirmado la presentación de otras denuncias “que nos conste hay cuatro, Inmaculada puso dos, una en febrero y otra en septiembre y de otras dos familias. Previamente a lo que le ocurrió a Alejandro hay otras dos denuncias, pero también están archivadas por la edad de los menores”. Sobre estas otras víctimas añadió que las agresiones se produjeron “una dentro del centro y otra fuera”.

Entre estas denuncias está la relacionada con un video grabado por los agresores en los aseos de un local de Olula “el caso ya venía trayendo cola, la gente conocía la existencia del vídeo puesto que fue difundido, la familia lo puso en conocimiento de las autoridades competentes pero ya administrativamente no iniciaron en su momento trámites con el colegio porque para el niño no resultó algo por así decirlo perjudicial, se pensaba que todo era un juego, que no era algo que estaba haciendo mal, entonces la madre al ver que su hijo no fue afectado psicológicamente decidió parar. Lo que le ha dado fuerzas a esa madre de decir ahora sí, es todo lo que ha pasado con Alejandro”.

La madre del menor sigue insistiendo en la necesidad de obtener la protección mediante una orden de alejamiento de los agresores a su hijo “para mí esa orden de alejamiento sería mucho, sería un buen paso adelante. Realmente llevo tiempo esperándola y espero que se me conceda”, afirmó.

De otro lado, en plano meramente educativo, la familia ha confirmado que ha sido activado el protocolo para los casos de acoso escolar, y que mantiene abierto un canal de comunicación con la Delegación de Educación de la Junta en Almería para atender las necesidades escolares del menor en su propio domicilio hasta que éste pueda volver a clase.

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias relacionadas

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital