Eficacia y cortesía parlamentaria
Menú principalabrir menu

Eficacia y cortesía parlamentaria

17 de Abril de 2017 12:54h

José Tomás Cruz Varela
José Tomás Cruz Varela

Resulta incomprensible el asumir como partidos políticos y sus representantes desperdician tan lamentable y olímpicamente su tiempo  y nuestro dinero, dedicándolo a desprestigiarse entre ellos. Nunca el parlamentarismo español había caído en semejante degradación como la actual. El uso y abuso de insultos y descalificaciones han alcanzado cotas inadmisibles, tanto provocado por los enfrentamientos personales entre diputados, como por las protestas colectivas acompañadas de los distintos numeritos: exhibición de carteles, camisetas, abucheos, pataleos, etc. Las continuas faltas de respeto por parte de algunos energúmenos, deberían ser sancionadas con la inmediata expulsión del Hemiciclo de sus protagonistas sin más contemplaciones. Resulta muy triste reconocerlo pero lo cierto es que existen sesiones en las cuales, la única diputada que justifica su sueldo es la presidenta dotada de un paciencia franciscana. De  ahí que los ciudadanos, en el momento que aparecen imágenes del Parlamento, inmediatamente cambien de canal...¡¡Tonterías, las precisas!!

Sentados tan elementales principios, ahora, lo suyo sería preguntarnos que ocurriría si todos esos hueros esfuerzos los dedicasen a solucionar problemas. Sin la menor duda nuestra situación y prestigio obviamente serían distintos. Por ejemplo: ¿A que esperan nuestros patéticos políticos para arbitrar un paquete de medidas coherentes, tendentes a reducir nuestro vergonzoso empleo juvenil? ¿Es lícito que en España mantengamos uno de los porcentajes más elevados de paro de la OCDE con el 41,5% de la población menor de 25 años, siendo solo superados por Grecia, 48% o Sudáfrica, 54%, cuando países como Alemania se encuentras en torno al 6,6% y Francia con el 23%?. No podemos mantener a nuestros jóvenes en tales condiciones, cuando se supone que representan la solución de nuestro futuro.

De continuar permitiendo tal barbaridad, en un breve plazo, nos encontraremos con un ejército de frustrados que impedirá el crecimiento del país, justamente en el momento en que aspiran a encontrar un puesto de trabajo en el que poder colaborar y realizarse, pero que lamentablemente nuestro mercado se siente incapaz de ofrecer, o bien pretendiendo salir del paso mediante contratos abusivos, dándoles de alta durante tres horas y trabajando ocho y múltiples irregularidades semejantes, que si no están dispuestos a aceptar, el que llega detrás lo asume por necesidad.

Sres. diputados: pisen a la calle, escuchen a los ciudadanos y entérense de lo que sucede. Una vez asumido, propongan e implementen las medidas necesarias, persiguiendo y sancionando muy duramente los fraudes, única forma de superar nuestra lamentable situación. La ciudadanía ya está harta de presenciar continuos enfrentamientos estúpidos protagonizados por imbéciles contendientes, cuyo único objetivo, como se viene demostrando es proporcionar satisfacción a sus respectivos y puercos egos.....¡¡Tiempo al Tiempo!!

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Noticias relacionadas

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital