CBM Vícar Bahía de Almería, a por el fortín “donde no ha ganado nadie todavía”

Domingo, 18 de Febrero de 2018

» Balonmano

CBM Vícar Bahía de Almería, a por el fortín “donde no ha ganado nadie todavía”

09 de Febrero de 2018 20:01h


VÍCAR.- Competir en una categoría tan exigente como la División de Honor Plata Femenina no es nada sencillo y las estadísticas, tan frías como se les suele tildar, reflejan fielmente esta realidad en el caso de CBM Vícar Bahía de Almería, realizando la primera temporada de un proyecto, presente, aunque indudablemente con vistas al futuro.

Después de cinco meses de liga, el conjunto vicario se encuentra situado justo en el ecuador de la tabla, siendo séptimo con 20 puntos al igual que los que suma el octavo clasificado, algo alejados de la zona de privilegio y teniendo una ventaja de cuatro puntos sobre el primero de sus perseguidores, mientras que se ven totalmente pegados a los puestos que hay por encima al estar a uno del sexto, a dos del quinto y a tres del cuarto.

No obstante, la distancia crece con respecto al próximo rival de la plantilla que entrena Agustín Collado, tratándose de Soliss BM Pozuelo que es tercero con 27 puntos, uno por debajo de la segunda plaza y a tres del liderato, visitando a las castellano-manchegas este sábado a las 18 horas en el Pabellón Municipal Las Espartanas de Pozuelo de Calatrava, duelo que corresponde a la decimonovena jornada dentro del Grupo D.

La derrota del pasado fin de semana en casa ha mermado las opciones de alcanzar a los tres primeros, cayendo las almerienses por 17-24 frente a BM Fuengirola en un encuentro en el que casi siempre estuvieron a remolque, pero que se mantuvo igualado hasta poco antes del descanso, cuando las malagueñas se marcharon cuatro tantos arriba y en la segunda mitad incrementaron su ventaja para no pasar apuros.

Dicho revés supone la tercera vez consecutiva que CBM Vícar Bahía de Almería pierde como anfitrión (previamente contra BM Bolaños y BM Sanse), racha adversa a la que añadir un empate inmediatamente anterior (ante el líder BM Alcobendas), por lo que no han ganado en sus últimos cuatro partidos caseros, siendo la victoria más reciente la cosechada el 28 de noviembre en el derbi aplazado frente a BM Roquetas.

El balance con el que se presentan a la cita las ciudadrealeñas es inmaculado, habiendo enlazado ocho triunfos seguidos y están invictas desde que el 29 de octubre perdieran en la octava jornada frente a BM Sanse. La semana pasada, BM Pozuelo se impuso por un contundente 28-42 a BM Morro Jable y en el compromiso de la primera vuelta, las vicarias andaban en plena progresión y ganaron 29-26 en Dalías, remontando los cinco goles de desventaja del minuto 23 y sellando la victoria en el tramo final.

El técnico Agustín Collado avisa que “el viaje a Pozuelo es complicado, están bastantes fuertes en casa y creo recordar que allí no ha ganado nadie todavía”, reconociendo sobre su propia plantilla que “está siendo un año bastante difícil, nos costó arrancar porque el equipo se renovó bastante y sobre todo es muy joven, con poca o ninguna experiencia en la categoría”.

Collado recuerda que ha habido “buen nivel de juego, pero las lesiones nos han pasado factura, nos han dejado tocadas psicológicamente y aunque el grupo sigue trabajando bien, al final estas cosas se notan y a día de hoy, la confianza del grupo en sí misma está bastante mermada”, señalando que “en ello estamos, intentando recuperar sensaciones y la confianza que debe tener el grupo”.

Porque a pesar de ello, el míster almeriense afirma que “tienen que estar contentas del trabajo que realizan día a día y cuando eso se consiga, volveremos a competir y a ser nosotras mismas. Creo que no se le puede pedir más al grupo humano y deportivo que trabaja día a día y por supuesto que esto va a ser un gran paso adelante para el año que viene”.

Con vistas a un futuro prometedor, el entrenador de CBM Vícar Bahía de Almería destaca que la próxima temporada “la mayoría de la plantilla llevará un año aquí, se habrán adaptado a la categoría y con suerte recuperaremos a las lesionadas”, advirtiendo acerca de lo que resta de campaña que “nos quedan ocho partidos bonitos donde disfrutar y en los que vamos a ir a ganar y a darlo todo. Creo que llevábamos a estas alturas un punto más en la primera vuelta y acabamos cuartas en ella, así que matemáticamente puede pasar de todo y lo principal es recuperarnos y volver a competir como bien sabemos”.

Por último, Collado vuelve a referirse al duelo en el corazón de la provincia ciudadrealeña: “Vamos a ir allí a jugar y disfrutar y sí lo conseguimos seguro que optaremos al partido, pero fácil no va a ser; nosotras seguimos trabajando las mismas horas con la misma intensidad y vamos a por el partido del sábado a intentar hacer un buen encuentro sin presión, sin nada que perder y mucho por ganar, sabiendo que en Pozuelo se vive mucho el balonmano y el pabellón siempre está lleno”.

 

Noticias relacionadas
Comentarios
blog comments powered by Disqus
Videos