Abre sus puertas la primera escuela infantil activa de Almería
Menú principalabrir menu

» Educación

Abre sus puertas la primera escuela infantil activa de Almería

24 de Septiembre de 2012 11:57h

Espacio para Crecer
Espacio para Crecer

ALMERÍA.- La primera y única escuela infantil activa de la capital se abre a todas las familias este fin de semana. Se trata de "Espacio para Crecer", situada en Costacabana, que el próximo sábado, 29 de septiembre, organiza una jornada para transmitir su trabajo.

Para ello, el centro ha dispuesto un variado programa de actividades al que están invitados a asistir padres y madres para conocer los principios pedagógicos de la escuela y con el que sus hijos podrán disfrutar de talleres específicamente pensados para ellos, así como de una merienda. La cita es el sábado, a partir de las 17:30 horas, en el mismo centro (Calle Hamlet, número 9).

Respeto

"Espacio para Crecer" es un lugar creado para el desarrollo y aprendizaje de niños de entre 2 y 6 años. Se califica como escuela activa porque en ella los maestros son acompañantes de los niños en su proceso de aprendizaje, respetando su ritmo e intereses. El objetivo de esta línea pedagógica es propiciar en cada niño el desarrollo de sus capacidades personales al máximo. El trabajo va dirigido, pues, a eliminar la pasividad del niño y la simple memorización de conocimientos. "Espacio para Crecer" es la escuela de la acción, del trabajo de los alumnos guiados por el maestro/acompañante a través del juego como la manera natural de aprender, y en la que los niños y niñas son quienes investigan y procesan la información.

Para ello, uno de los pilares fundamentales de este centro es el respeto al ritmo y crecimiento individual de cada niño. De hecho, su axioma de partida es adaptarse a las necesidades individuales de cada niño y niña, en cada momento concreto de su desarrollo. Así, por ejemplo, los niños que se inician en la escuela tienen el periodo de adaptación y acompañamiento de sus familiares que necesiten. Sin horarios. Sin fechas. Algo similar ocurre con los tiempos de llegada al centro, que son flexibles, y en los que los padres y madres, además de poder entrar a la escuela, deciden cuándo marcharse.

"Espacio para Crecer" ofrece, además, un ambiente preparado y relajado. Está adaptado, pues, a cubrir todas las necesidades de los niños y las niñas del centro, de modo que sean ellos los que decidan a qué y con quién jugar y, con ello, activen sus mecanismos de aprendizaje y motivación.

Así, la escuela cuenta con un amplio espacio exterior, en el que los niños están en contacto con la naturaleza y pueden experimentar con materiales no estructurados y elementos naturales (arena, agua, madera), y con un espacio interior en el que se disponen gran variedad de materiales, como la colección de materiales Montessori, que se caracterizan por ser materiales concretos que los niños y niñas pueden manipular, al tiempo que incorporan su propio control de errores. Estos materiales abarcan varios campos: sensorial, vida cotidiana, lenguaje, matemáticas y geografía.

Primaria

"Espacio para Crecer" tiene voluntad también de seguir desarrollándose. Por eso, se marca como uno de sus objetivos continuar este tipo de educación activa con niños de más de seis años y ofrecer estudios de Primaria.

De hecho, la escuela está ya trabajando en este asunto, a través de una "comisión" formada por padres y madres de alumnos del centro. Habrá más información de este asunto en el desarrollo de la jornada del sábado.

El impulso a esta iniciativa se basa en la convicción de que el actual sistema educativo posee muchas lagunas. Nunca los centros educativos estuvieron tan bien dotados materialmente ni los profesores mejor preparados. Sin embargo, las actuales escuelas e institutos continúan siendo burbujas donde niños y jóvenes se aíslan del mundo “real”, donde impera la desmotivación y el aburrimiento y avanza de forma preocupante el fracaso escolar.

Psicólogos, pedagogos y filósofos de la “Escuela Nueva” del siglo XX como María Montessori, Célestin Fréinet o Jean Piaget identificaron los problemas de la educación clásica y propusieron alternativas. Éstas han sido recogidas por las escuelas activas, como "Espacio para Crecer", que además incorpora las aportaciones de las experiencias de Rebeca Wild o Daniel Greenberg, basadas en las pedagogías no directivas.

El enfoque humanista de "Espacio para Crecer" y el resto de escuelas activas que hay en la provincia, como “Corazón de Tiza” en Aguadulce y “La Casa de Yuma”, en Vícar, hace explícito el respeto al niño/a como protagonista absoluto de su educación. No es casual que estas escuelas, sin pretenderlo directamente, consigan unas altísimas tasas de éxito escolar. Estas cifras no son el objetivo de este tipo de metodología, sino su consecuencia lógica, al trabajar en la base del aprendizaje: el respeto, la autoestima y la motivación de cada niño.

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital