Por la regeneración democrática en España
Menú principalabrir menu

Por la regeneración democrática en España

26 de Octubre de 2009 09:47h

Pedro Barquero, plataforma Democracia y Libertad en el PP
Pedro Barquero, plataforma Democracia y Libertad en el PP

Quizás las claves de nuestro déficit democrático habría que buscarlas en los albores de la transición cuando se fraguó el sistema actual basado en primar a los grandes partidos. De aquella época viene el aprobar el sistema de listas cerradas que impedía que los mejores saliesen elegidos y, en cambio, beneficiaba a los patrones que hacían las listas a su antojo.
Fue también entonces cuando un montón de oportunistas entraron en política y dieron en el clavo al presentarse en aquellos partidos que luego gozarían de una gran cantidad de votos.
De esa manera se creó una casta política que aún pervive y que, en una gran proporción, la forman personajes absolutamente mediocres, muchos de ellos sin oficio alguno, que disfrutan aun hoy en día de las mieles del poder. Yo me pregunto que hubiera sido de esos mediocres si no hubiesen vivido la transición. Seguramente hubiesen sido personajes grises que nunca hubiesen saltado a la popularidad.
Esta mediocridad ha propiciado en muchos casos que se corrompiesen y en mucho mas que se aferrasen al poder a costa de lo que fuera. Adicionalmente, ellos, sabedores de su escasa valía, crearon una organización de partidos, alejados de la democracia, de manera que solo los mediocres y fieles ascendiesen, degradando aun más el sistema. El impacto mediático ha hecho, además, que la política se vea mas como un negocio que un servicio a la sociedad. De aquí que se han eliminado las ideologías y solo se buscan los gestos que atraen a una masa de votantes aborregada. Si vemos las grandes propuestas de los partidos en los últimos años (matrimonio gay, defensa del aborto, discriminación positiva, botellódromos para jóvenes, píldora del día después, etc.) observaremos cuan insignificantes han sido si las comparamos con las aspiraciones que se tenían en los albores de la transición ( libertad, democracia, solidaridad, trabajo para todos, etc.).
La falta de democracia interna de los partidos facilita además el desarrollo de los casos de corrupción porque los dirigentes políticos entienden la política no como un servicio a la ciudadanía sino como una forma de supervivencia.
La ciudadanía debería movilizarse en contra del monstruo que se ha creado y que impide en normal desenvolvimiento de la libertad en España.
En el Partido Popular, una serie de militantes y simpatizantes nos hemos agrupado en la corriente Democracia y Libertad en el PP pidiendo la democracia interna en nuestro partido que sea el trampolín para sanear la degradada política española. Y nos apoyamos en la Constitución que exige que los partidos políticos tengan un funcionamiento democrático algo que hoy en día no existe.

Comentarios

blog comments powered by Disqus

Videos


Noticias más comentadas

Powered by Disqus

Las noticias en tu email

diario digital